Disturbios en Egipto
La Policía egipcia disparó gas lacrimógeno a los manifestantes quienes repudiaban la falta de toma de medidas de las autoridades para impedir los disturbios que le causó la muerte a decenas de hinchas en el estadio de la ciudad de Port Said. MOHAMED OMAR / EFE

Agentes antidisturbios de la policía egipcia y aficionados del club de fútbol Al Ahly se han enfrentado este jueves, en los alrededores del Ministerio del Interior egipcio, durante las protestas concentradas en la plaza Sphinx de El Cairo y se han saldado con un balance de 388 heridos, tras la tragedia ocurrida este miércoles en un partido de fútbol, en Port Said, en la que fallecieron más de 70 personas.

El subsecretario del Ministerio de Sanidad, Hisham Shiha, ha señalado que 122 de los heridos fueron ingresados en hospitales, mientras que el resto fue atendido en el lugar, en los alrededores del Ministerio del Interior, adonde se han trasladado numerosas ambulancias.

La policía ha empleado gases lacrimógenos para tratar de dispersar a la multitud, lo que ha provocado síntomas de asfixia en la mayor parte de los heridos, mientras que los manifestantes han lanzado piedras desde la calle Mohamed Mahmud, cercana a la plaza Tahrir de El Cairo.

Protestas por la masacre ocurrida este miércoles

Los enfrentamientos se concentraron en la calle Mohamed Mahmud, que ya vivió en noviembre violentos disturbios en protestas contra la Junta Militar egipcia, y en sus aledaños, donde todos los comercios han cerrado las puertas.

Los hinchas del Al Ahly, acompañados por aficionados de otros clubes y de manifestantes contra la cúpula castrense que dirige Egipto, consideran que las fuerzas de seguridad consintieron la masacre del estadio de Port Said en la que murieron anoche más de 70 personas durante un partido ante el Al Masri.

El Al Ahly suspende las actividades de todas sus secciones deportivas


En la misma línea, el club egipcio ha decidido suspender las actividades deportivas de todas sus secciones de forma indefinida.

El presidente del Al Ahly, Hasan Hamdi, uno de los clubes deportivos más populares del continente africano, ha anunciado este jueves que sus equipos no volverán a jugar en los próximos cinco años en la localidad de Port Said, donde anoche se produjeron los enfrentamientos con el equipo local que dejaron más de 70 muertos.