Endavant, la Organització Socialista d'Alliberament Nacional, ha declarado "enemigos de la lengua" a los regidores del Ayuntamiento de Sa Pobla, por haber votado a favor del anteproyecto de Ley de la Función Pública, que establece el catalán como mérito en vez de requisito para entrar en la Administración.

La agrupación ha señalado en un comunicado que como desde el Consistorio "han votado en contra de nuestra lengua" realizan la campaña 'Tenim la paraula: a Mallorca en català' para considerarlos enemigos.

Desde que el Govern impulsara el anteproyecto de la Ley de la Función Pública y haya establecido la libre elección de lengua en los centros escolares en infantil y primer ciclo de primaria, se han desarrollado varios altercados en "defensa de la lengua".

En el Consell de Govern, que el pasado viernes se celebró en el municipio mallorquín de Felanitx, una veintena de personas recibió con gritos, abucheos e insultos al presidente del Ejecutivo balear, José Ramón Bauzá.

Al alcalde de Palma, Mateu Isern, también le increparon en varios actos públicos. En Sa Revetla de Sant Sebastià, varias personas le lanzaron tomates y en la gala de los premios Ciutat de Palma, varios catalanistas interrumpieron su discurso para desplegar una pancarta reivindicativa, acción que fue interrumpida por las fuerzas de seguridad.