El próximo año 2013 se cumple medio siglo del fallecimiento del director de cine japonés Yasujirô Ozu. Para el mes de febrero la Fundación Cajasol ha seleccionado tres películas de su extensa filmografía: 'Primavera tardía', 'Viaje a Tokio', y 'El sabor del sake' que se proyectarán en la Sala Joaquín Turina del Centro Cultural los días 3, 10 y 17 de febrero, respectivamente, a las 17,00 y 20,00 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

Según indica la entidad en nota de prensa, Yasujiro Ozu fue un reconocido director que colaboró en el futuro liderazgo del cine japonés en Asia y en todo el mundo. Su primera película data del año 1926 y en los primeros cinco años de su trayectoria como cineasta rodó 26 películas de las más de 50 de las que consta su filmografía. Muchas de estas películas de su primera etapa se han perdido. En las mismas se recogen como temas principales la familia, la vida laboral de la clase media en Japón o la mujer desde un discreto protagonismo.

Además, su estilo es calificado por los críticos como "exquisito" por su simplicidad y sobriedad y técnicamente se caracteriza por rodar los planos con una cámara fija situada a un metro del suelo, el nivel que corresponde con la mirada de un adulto sentado en cuclillas, la postura que adoptan sus personajes anclados en las tradiciones.

Las películas de Ozu pertenecen a un género que cuenta con un público más minoritario y puede asemejarse a figuras como Dreyer, Bresson, o Wenders entre otros. La filmografía del director nipón fue reconocida en Europa en los últimos años de su carrera y tras su muerte. El Festival de Cine de Berlín en el año 1961 celebró una retrospectiva de su filmografía y en el año 1979 la Semana Internacional de Cine de Valladolid dedicó un ciclo sobre el cineasta nipón.

Así, el ciclo se inicia el viernes 3 de febrero con la proyección de 'Primavera tardía', una película que refleja la vida cotidiana de una joven y su padre viudo. Mediante el relato de la rutina cotidiana de esta familia de clase media japonesa se retratan los cambios y la occidentalización de la sociedad japonesa tras la derrota en la segunda guerra mundial.

Por su parte, el viernes 10 de febrero se proyecta 'Viaje a Tokio' en la que se relata el reencuentro familiar de los abuelos Hirayama con sus hijos y nietos tras años de separación familiar. Ozu eligió la capital de Japón como argumento de cinco de sus películas. En ellas analiza los cambios de vida en la ciudad, sobre todo en la familia y en el trabajo, en contraposición a las tradiciones y la vida más tranquila de las pequeñas ciudades y pueblos.

Por último, el viernes 17 de febrero finaliza el ciclo con la proyección de 'El sabor del sake', un ejemplo de la técnica cinematográfica de Ozu con planos teatrales estilo Kabuki en la que una vez más se relata la vida cotidiana en un país desolado tras el final de la guerra y que se debate entre las tradiciones y el estilo de vida de la época feudal anterior a la guerra y la modernidad a la que se ve abocado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.