Los controladores han manifestado este jueves que es necesario aumentar un 20 por ciento la plantilla de estos profesionales en todo el país puesto que, en caso contrario, se producirán demoras en los aeropuertos, especialmente durante el próximo verano, cuando prevén que haya un incremento del tráfico.

Así lo ha indicado el portavoz nacional de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Javier Zanón, tras mantener un encuentro en el Consolat con representantes del Govern encabezados por el presidente José Ramón Bauzá. Zanón ha señalado que el porcentaje que sería necesario aumentar en la isla es también de alrededor del 20 por ciento y ha abogado por que se contraten los 200 controladores que actualmente están en paro.

El portavoz de USCA ha señalado que el problema que hay en la comunidad es "estructural" por la falta de controladores y ha apuntado que en el encuentro con Bauzá se ha puesto a disposición de él para subsanar este problema que reconoce Eurocontrol.

"No tiene una solución inmediata salvo que se contraten estos controladores que están en el paro", ha apuntado Zanón, quien ha admitido que todavía "hay tiempo" para solucionar esta situación. No obstante, ha añadido que se debería hacer "inmediatamente" porque estos profesionales deben ser "habilitados" antes en las torres y centros de control.

Liberalizacióon de las 13 TORRES

Por otra parte, Zanón ha señalado que uno de los temas abordados con el presidente autonómico ha sido el proceso de liberalización de las 13 torres, que en el caso de Baleares afecta a la de Ibiza. En este sentido, ha mostrado su preocupación por el hecho de que sean empresas que prácticamente "no conocen el mundo del control y de la navegación aérea".

Según ha dicho el portavoz de USCA, que lleva cerca de ocho meses realizando visitas institucionales para manifestar la opinión del colectivo sobre este proceso, lo que solicitan es que se realice "con seguridad y solvencia" ya que podría ser "irreversible" y se trata de un asunto "fundamental", especialmente para la comunidad balear porque de ello depende el "futuro del sector turístico".

En cualquier caso, Zanón ha aclarado que los controladores no es que estén en contra de la privatización, sino de que "se haga de este modo como se estaba haciendo, en el que son empresas que prácticamente no conocen el sector, que se han fusionado por una parte con navegación aérea inglesa". Es hacerlo "con unas prisas que no se entiende" cuando, según su opinión, actualmente se está "funcionando con calidad".

Asimismo, ha explicado que, si se llevase a cabo esta liberalización, la ley garantiza que los controladores se subrogarán a este proveedor privado. "Como colectivo no tenemos ningún problema, pero sí por lo que puede significar".

Zanón ha lamentado que el anterior Ejecutivo central realizase este proceso "con prisas, sin elegir a las empresas, y sin contar nada ni a agentes ni a touroperadores, ni políticos".

El portavoz de USCA ha apuntado que el proceso de liberalización de las 13 torres "sigue adelante" a falta de la certificación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y el plan de transición, que sería el paso de AENA al proveedor privado.