Los vecinos del Cabildo de Arriba estudiarán esta tarde en una asamblea extraordinaria las medidas que adoptarán tras la negativa del Ayuntamiento de Santander a convocar una Comisión Mixta, órgano que integra a Administraciones, partidos y representantes del barrio en el que hace cuatro años se produjo el derrumbe de un edificio que provocó la muerte a tres personas.

La petición, registrada hace dos semanas, se planteará de nuevo en los próximos días, y se fundamenta en la preocupación de la Asociación de Vecinos del Cabildo de Arriba por el retraso en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

"Nos han dado la espalda", lamenta en declaraciones a Europa Press, la portavoz de la asociación, Yolanda Fernández, quien recuerda que los planes para el barrio pasan por la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y ha lamentado, ante el retraso en la tramitación, que no se haya optado por la fórmula de una modificación puntual.

También ha criticado que no se haya avanzado en la definición del ente gestor del ARU (Área de Renovación Urbana, figura urbanística aprobada para el barrio que recoge ayudas económicas y medidas de rehabilitación o reconstrucción en el barrio).

Ambos aspectos, tanto la modificación puntual, como el ente gestor, son cuestiones en las que se "podía ir avanzado" en tanto se aprobara el Plan General, cuyo plazo estiman para junio, y que incluye un nuevo período de información pública.

Además, ha criticado la falta de información a la asociación de vecinos, con la que el Ayuntamiento no ha mantenido "ningún contacto" pese a sus peticiones de información.

Yolanda Fernández ha defendido que la rehabilitación de viviendas acordada en el ARU supondría además una "oportunidad" de creación de empleo y de dar solución al problema de la vivienda en esa zona.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.