El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, ha asegurado este jueves que el "segundo fondo de reptiles" que su formación ha denunciado en torno a la empresa pública Invercaria venía "a sumar" al "primer fondo de reptiles", el vinculado a la trama de las ayudas fraudulentas a empresas, investigada en el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Y es que, según ha explicado Sanz, han coincidido, en algunos casos, las empresas que han recibido ayudas con cargo a estos dos fondos.

En rueda de prensa, Sanz ha puesto así el ejemplo de la empresa Electronic Devices Manufacturer (EDM), ubicada en Mancha Real (Jáen), una entidad que ha llegado a recibir entre 2007 y 2009 un montante de 4,7 millones entre ayudas y préstamos. Ha dicho que la Consejería de Empleo le otorgó más de tres millones en ayudas provenientes de distintas partidas y 384.000 euros, con cargo al fondo de 'reptiles'. Esta última cuantía se le concedió tres meses antes de que Invercaria le otorgara dos préstamos.

El dirigente 'popular' ha señalado que Invercaria le otorgó a EDM dos préstamos con solo siete días de diferencia, uno de 450.000 euros, el 23 de julio de 2008, y otro de 730.000 euros el día 30 del mismo mes. Según ha indicado, esta suma se da por separado porque se situaría en el entorno de los 1,2 millones y tendría que pasar por el Consejo de Gobierno, "algo que quisieron evitar para que no fuera fiscalizada".

Asimismo, ha apuntado el hecho de que esta empresa, constituida como un centro especial de empleo, "que no presentó sus cuentas ni en los años 2008 ni 2009, se declara en quiebra solo siete meses después de que se iniciara la concesión de todas estas ayudas, "otorgadas sin ningún tipo de control ni de procedimiento".

Para el 'número dos' del PP andaluz, la Agencia IDEA, se ha servido de Invercaria, "al igual que con el fondo de reptiles de los ERE para otorgar dinero público sin control, de manera discrecional, sin procedimientos y saltándose los principios de publicidad, transparencia, libre concurrencia, igualdad y no discriminación".

En su opinión, estamos ante un "nuevo episodio de escándalo y de abusos" y ante un "incumplimiento flagrante" de la normativa en materia de contrataciones, algo que, según ha indicado, ha puesto de manifiesto un informe elaborado por la Cámara de Cuentas de Andalucía sobre la gestión de Invercaria.

Responde a las declaraciones de invercaria

En relación al hecho de que la empresa haya enviado este jueves un comunicado defendiendo su gestión y denunciando la política "del todo vale" del PP-A, Sanz ha considerado que esta entidad debería ser "más prudente" al asegurar que su gestión está controlada por parte de una auditoria.

A este respecto, ha manifestado que hay un acuerdo del Consejo de Gobierno del 8 de mayo de 2007 en el que se excluye a Invercaria de las empresas públicas que tienen que ser auditadas por parte de la Intervención General de la Junta. Además, Sanz ha asegurado que en la estructura orgánica de esta entidad no hay ningún puesto relacionado con las funciones de auditoria y control de cuentas.

"¿Por qué se excluyó a Invercaria de estos controles?", se ha preguntado el 'número dos' del PP-A, quien ha dicho que la respuesta está en que "ello era necesario para que se pudiera apoyar, sin ningún tipo de control ni justificación, proyectos vinculados a dirigentes, entornos y familiares del PSOE".

Por todo ello, Sanz ha pedido explicaciones "urgentes" al Gobierno andaluz y ha asegurado que nos encontramos ante un nuevo episodio protagonizado "por los mismos actores y los mismos consejeros". "La Cámara de Cuentas ha denunciado las bases de las irregularidades y ahora habrá que destaparlas", ha concluido el secretario general del PP-A.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.