La UNIÓ de Llauradors ha denunciado que existe una sobrepoblación de conejos en algunas comarcas de la Comunitat Valenciana ante la "absoluta pasividad" de la Generalitat, Delegación del Gobierno y de la Federación de Caza que se ven "desbordadas y no plantean medidas efectivas para mitigar los efectos de esta plaga".

La organización ha intentado en reiteradas ocasiones, y durante el transcurso de los últimos años, con las tres entidades pera "no existe una voluntad manifiesta por resolver el problema y se pasan el problema una a otra sin actuar de forma definitiva y coordinada" por lo que ha vuelto a reclamar esta misma semana una reunión, ha indicado en un comunicado.

De la Delegación del Gobierno depende también la limpieza de las grandes infraestructuras, carreteras, tren de alta velocidad, barrancos; todos ellos lugares que son zonas libres de caza y por tanto ideales para el cobijo de conejos. La anterior Delegada del Gobierno se comprometió a resolver esta situación pero no consta que al final se haya hecho nada al respecto, ha asegurado la Unió.

La plaga de conejos afecta de forma generalizada al conjunto de la Comunitat Valenciana, aunque con especial virulencia a las comarcas de la Vall de Albaida y Utiel-Requena, según la organización. En esta última zona responsables de caza de la Conselleria de Medio Ambiente alertaron hace poco de un estudio que han realizado donde se concluye que la población de conejos cuadriplica lo aconsejable, con una media de 4,5 animales por cada 100 metros cuadrados cuando lo lógico sería entre 1 y 1,5. Los agricultores temen los daños que originarán los conejos durante la próxima primavera a los brotes del viñedo.

En la comarca de Utiel-Requena los agricultores afectados conocen por las sociedades de cazadores y agentes forestales que se puede cazar todos los días conejos y por ello la Unió está informando a los agricultores y cazadores al respecto. Esta organización agraria ha coordinado a través de sus oficinas en la comarca un sistema para que los agricultores puedan informar de las parcelas donde tienen mayor población de conejos, lugares que son trasladados a los cazadores que tengan interés en cazar en las mismas.

La Unió desea que la Administración autonómica clarifique "urgentemente" si la situación de Utiel-Requena es extensible al resto de zonas de la Comunitat Valenciana y poder trasladar así esta experiencia allí donde exista una mayor presencia de conejos en los campos, así como instar a que todos los cotos no cobren nada por cazar conejos hasta que la plaga esté en unos límites de población normales.

Agricultores y cazadores deben de ir de la mano, de forma coordinada por la Administración, porque por el momento la presión cinegética es la única medida para reducir los conejos, ya que la erradicación es prácticamente imposible, ha indicado la Unió.

Consulta aquí más noticias de Valencia.