La inversión en activos inmobiliarios dedicados al sector comercial en España superó ligeramente los 550 millones de euros en 2011, la cota más baja desde el año 2000, debido a la falta de financiación, el "desajuste" de precios, la escasez de producto de calidad y la incertidumbre económica, según un informe de la consultora Savills.

La operación más relevante del año por volumen fue la venta por parte de Acciona del centro comercial Splau! a Unibail-Rodamco, por cerca de 185 millones de euros.

También destaca el traspaso de dos centros comerciales de Sonae Sierra en Ponferrada (León) y Pinto (Madrid) a Dougthy Houson por 120 millones de euros, así como las desinversiones de Eroski, que el año pasado vendió 22 supermercados a Rockspring por 45 millones de euros.

Savills pronostica nuevas ventas de supermercados e hipermercados del grupo de distribución en los próximos meses, "algunos de ellos incluidos en centros comerciales".

Según datos del informe, en 2011 se incorporaron al mercado 415.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA) y, por primera vez en los últimos dos años, la diferencia entre el volumen de superficie inaugurada y las previsiones realizadas a principios de año "es mínima", lo que pone de manifiesto que sólo salen adelante los proyectos con muestras claras de viabilidad.

Al cierre del año, el stock total del mercado 'retail' superó los 14 millones de metros cuadrados, con lo que el nivel de densidad comercial se sitúa en 301 metros cuadrado por cada 1.000 habitantes.

Para los próximos dos años, la consultora prevé un volumen de SBA de 900.000 metros cuadrados, aunque considera que "la entrega de determinados proyectos podría verse afectada por retrasos en el calendario de obras, en función del ritmo de comercialización y del acceso a la financiación".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.