La FER ofrece desde auditorías gratuitas en propiedad industrial, patentes y marcas a todas las empresas asociadas. En un comunicado, la patronal riojana ha recordado que las patentes y marcas, así como los derechos de propiedad industrial en general, atribuyen a sus titulares derechos exclusivos para la explotación industrial y comercial de las invenciones patentadas como resultado de sus procesos de investigación e innovación.

Son instrumentos que las empresas tienen frente a la competencia y que pueden formar parte de su estrategia empresarial para favorecer la competitividad e impulsar el acceso y consolidación en nuevos mercados.

Así, el Departamento Internacional de la FER, en colaboración con Dorota Maslanka Patentes y Marcas, ha apostado por complementar el Servicio de Asesoramiento, que ya se viene ofreciendo a los socios, con el Servicio gratuito de Auditorias personalizadas en propiedad industrial -patentes y marcas.

El objetivo de este nuevo servicio es facilitar el acompañamiento específico en el proceso de definición de los resultados de actuaciones de investigación e innovación previos a la protección mediante patentes y marcas. Para ello, a través de este servicio, se diseñará una estrategia de gestión de la cartera de activos intangibles de la empresa que incluirá la determinación del estado de protección en el que se encuentra la empresa en cuanto a propiedad industrial se refiere, viendo la posición de partida sobre la que habría que actuar.

Estudio de las líneas de investigación y de la tecnología ya desarrollada por la empresa para poder identificar los aspectos que se deberían proteger, formulando los posibles campos de la actividad investigadora susceptibles de ser patentados.

El estudio del abanico de marcas o denominaciones que posee la empresa y que son susceptibles de ser registradas, la identificación de la modalidad de protección más adecuada para los intereses de la empresa en función de lo que se desea proteger.

El estudio de las áreas geográficas de interés para la empresa de cara a la posterior elección de las formas de protección más adecuadas para dichos ámbitos.

Identificación del ámbito territorial a proteger (España, Unión Europea, terceros países internacionales...) en función de la actividad desempeñada por la empresa en el presente y, también, de cara al futuro.

Como resultado final del proceso, cada empresa participante recibirá un informe donde se resumirá su situación legal en materia de derechos de propiedad industrial e incluirá sugerencias de futuras actuaciones en función de sus necesidades particulares: estrategias de venta, mercados objetivos, etc.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.