La llegada de las primeras nevadas de la ola de frío siberiano a la Comunitat Valenciana obliga ya al uso de cadenas en la CV-657 a su paso por la localidad de Fontanars dels Alforins (Valencia), y condiciona la circulación en ocho carreteras de la región.

Según han informado fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Valencia, la circulación es irregular (nivel amarillo) en la CV-770 a su paso por Sella (Alicante) y en la CV-800 en Xixona (Alicante). En estas dos días se ha prohibido la circulación de camiones y vehículos articulados ante la previsión de nevadas de mayor intensidad, aunque aún no es obligatorio el uso de cadenas.

Asimismo, la DGT recomienda también circular con una precaución especial por la CV-590 y la N-330 a su paso por Ayora (Valencia), por la A-35 en La Font de la Figuera (Valencia), por la CV-801 en Ibi (Alicante) y por la A-3 a la altura de Requena (Valencia).

Consulta aquí más noticias de Valencia.