El vicesecretario general de Política Regional y Local del PP y presidente del PP-A, Javier Arenas, ha asegurado este jueves que el encuentro personal que mantuvo hace unos días en Sevilla con el expresidente de la Generalitat de Valencia Francisco Camps para escuchar misa en la Hermandad de la Macarena, de la que ambos son hermanos, no puede interpretarse como "un apoyo político, sino en clave humana".

En una entrevista con Radio Nacional recogida por Europa Press, Arenas ha explicado que Camps quiso visitar la Hermandad de la Macarena y que le avisó. Según ha apuntado, mantuvieron "poca o ninguna conversación política" y de lo que hablaron fue "de la familia, de cómo lo había pasado, de la satisfacción al conocer la decisión del jurado y de la gratitud a las personas que hemos creído en su inocencia".

El dirigente 'popular', que ha definido a Camps con una persona "muy austera y muy honesta", ha asegurado que el expresidente valenciano no le ha trasladado nada de lo que quiere hacer con su futuro profesional", una vez que ha sido declarado no culpable de un delito de cohecho impropio en el denominado 'caso de los trajes'.

"Sé que en los próximos días va a estar muy dedicado a su familia y a sus amigos y a trasladar gratitud a las personas que hemos creído en él y en sus comportamientos", ha añadido Arenas, quien ha asegurado que Camps tomará una decisión en las próximas semanas o meses, pero que "probablemente" no sea él la primera persona a la que se la traslade.

Según ha apuntado el dirigente 'popular', "hay otras instancias que conocerán esa decisión antes que yo". Finalmente, ha insistido en que su encuentro con el expresidente valenciano "no tiene interpretaciones políticas", aunque considera "respetable" que cada uno piense lo que quiera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.