Twitter
Twitter Huffington Post.

Bromear en Twitter sobre "destruir América" les ha salido muy caro a Leigh Van Bryan y Emily Bunting, dos jóvenes británicos que planeaban pasar tres semanas de vacaciones en EE UU.

Nada más llegar al aeropuerto de Los Ángeles Leigh, de 26 años, y su amiga Emily, de 24, fueron retenidos por las autoridades estadounidenses e interrogados durante cinco horas sobre sus planes para destruir el país. ¿El motivo? Como broma, entre ellos, se habían intercambiado mensajes de Twitter en los que hablaban de "destruir América (destroy America)", en el sentido de "quemar el país yendo de fiesta", como inútilmente explicaron a las autoridades americanas.

Uno de los jóvenes compartió celda con un narcotraficante mexicanoEste empleo de lenguaje coloquial no fue entendido por los agentes especiales de EE UU que habían rastreado sus mensajes y les seguían la pista por si, efectivamente, llegaban al país con fines poco amistosos, según cuenta The Daily Mail.

Para complicar más las cosas, los agentes también habían interceptado un mensaje de Leigh en el que, parafraseando a la serie de dibujos animados Padre de familia, decía que "fastidiaría a todos en Hollywood Bulevard y desenterrarían el cadáver de Marilyn Monroe".

La posible profanación de la tumba de la actriz elevó aún más el nivel de alarma e hizo que los dos amigos acabaran pasando la noche en una celda, después de ser interrogados sobre sus planes terroristas y sus motivos para querer desenterrar el cadáver de la estrella.

Leigh fue obligado a compartir la celda con un narcotraficante mexicano, según cuenta estos días a los medios británicos. A la mañana siguiente, ambos fueron embarcados en un vuelo de vuelta a Inglaterra y advertidos de que si, querían regresar al país, deberían pedir antes un visado en la embajada estadounidense en Londres.