El Ayuntamiento gastará 312.000 euros en mantener el obelisco regalado por Calatrava

  • Caja Madrid regaló a la ciudad la obra del arquitecto valenciano, pero el Ayuntamiento tiene que asumir el coste de su mantenimiento.
  • El Consistorio reconoce que conservarlo es "más caro de lo pensado".
  • El contrato se extiende hasta 2014.
Colocación del obelisco de Calatrava junto a las Torres Kío en 2008.
Colocación del obelisco de Calatrava junto a las Torres Kío en 2008.
JORGE PARÍS

El delegado de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Villalonga, ha reconocido este miércoles en la comisión del ramo que el gasto de funcionamiento del obelisco de Santiago Calatrava, situado en Plaza Castilla, es "más caro de lo pensado", algo que ha confesado con conocimiento de causa ya que fue director de estudios del arquitecto cuando se diseñó la columna.

La portavoz socialista de Las Artes, Ana García D'Atri, ha puesto sobre la mesa un contrato de conservación del monumento que no aparecía en el inicialmente firmado entre el Ayuntamiento y la Fundación Caja Madrid.

Se trata de un contrato para la limpieza y conservación del obelisco, así como del parterre que lo rodea, todo ello por un valor de 312.000 euros hasta el año 2014.

Cambios en el proyecto

Villalonga, que no ha podido aportar más datos sobre dicho contrato, ha explicado que el monumento no estaba ideado tal y como ahora luce en Plaza Castilla ya que el parterre era originalmente una fuente, a la que hubo que renunciar por restricciones presupuestarias.

A eso ha sumado que el diseño inicial incluía que el obelisco se moviera dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, cuando finalmente no ha sido así. "Es más caro el funcionamiento de lo pensado", ha afirmado el delegado.

D'Atri, por su parte, ha expuesto que el monumento se encuentra en un espacio público, propiedad del contribuyente, y que por eso "no corresponde tomar decisiones arbitrarias". Después de insistir en sus dudas sobre que este contrato de mantenimiento apareciera en el original, la socialista ha cuestionado que se incluya la limpieza de grafitis del obelisco.

"Los graffitis no se van a hacer a una altura superior de lo que mide un ser humano", ha expuesto la concejala dejando patente lo que considera el sinsentido de dicha cláusula, a lo que suma que se trata de una labor que no corresponde al área de Las Artes.

El monumento, el primero que la ciudad tuvo del arquitecto valenciano, fue puesto en marcha por el rey Juan Carlos el 27 de diciembre de 2009. Desde entonces, su mecanismo de movimiento rotatorio apenas ha sido puesto en funcionamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento