maldiciones
. Foto
Gregory Peck protagonizó hace 30 años La profecía, de Richard Donner, un clásico del cine de terror que vuelve hoy a la gran pantalla en una nueva versión.

En esta, en lugar de Gregory Peck, tenemos a Liev Schreiber como Robert, un diplomático que llega a creer que el bebé que adoptó es el hijo de Satán y que desencadenará el apocalipsis final. Junto con Schreiber, la inquietante mirada de un niño de cinco años, Damien (Seamus Davey-Fitzpatrick). Con un director, John Moore, y un reparto poco conocido, entre los que sólo destaca Mia Farrow como secundaria.

Éste es un repaso por las películas malditas del género:
La profecía
Accidente de avión: Hubo de todo. Un avión que iba a ser usado en el rodaje en 1976 se estrelló y sus ocupantes murieron. El IRA atentó contra el hotel y un restaurante que frecuentaba el equipo y el reparto. Gregory Peck padeció la muerte de su hijo. Y John Richardson, de efectos especiales, sufrió, el viernes 13, un accidente de coche en el que murió su ayudante. Justo al lado, una señal indicaba: km 66,6.

Poltergeist
Murió la protagonista:
Se rodaron tres películas entre 1982 y 1988. La hija adolescente de la primera parte fue estrangulada por un ex novio, y en 1988, Heather O’Rourke, la niña rubia de 12 años que protagonizaba la tercera parte, murió repentinamente de una rara enfermedad.

El exorcista
Dos muertos durante el rodaje:
El abuelo de Linda Blair y el hermano de Max von Sydow murieron al inicio del rodaje, en 1973. La habitación de la niña se incendió y paró el rodaje seis semanas. El hijo de Jason Miller (el padre Karras, en la ficción) sufrió un accidente de moto. Varios metros de la película desaparecieron. La figura del demonio Pazuzu se perdió camino de Irak (escena inicial) y fue encontrada en Hong Kong.

La semilla del diablo
Rebelión de sectas:
En 1968, sectas satánicas amenazaron al director, Roman Polanski, por desvelar secretos de sus rituales. Aseguraron que Polanski pagaría con sangre. Meses después del estreno, su mujer, Sharon Tate, embarazada de ocho meses, y cuatro amigos fueron brutalmente asesinados por Charles Manson. El filme se rodó en el edificio Dakota, en Nueva York, donde fue asesinado John Lennon en 1980.


Otros niños malos de la gran pantalla

Mala Semilla
(Mervin Leroy, 1956). Rhoda, de sólo ocho años, es una psicopata con tendencias asesinas.

El pueblo de los malditos
(Wolf Rilla, 1960 / John Carpenter, 1995). Niños con poderes mentales concebidos por extraterrestres.

Suspense
(Jack Clayton, 1961). Dos niños, de conducta muy extraña, desatan las paranoias de su institutriz.

Los chicos del maíz
(Fritz Kiersch, 1984). Niños de una secta satánica eliminan a todo adulto en su camino.

Estoy vivo
(Larry Cohen, 1974). Un recién nacido de instinto asesino es el resultado de unos anticonceptivos defectuosos.

¿Quién puede matar a un niño?
(N. Ibáñez Serrador, 1976). Una pareja de turistas van a parar a una isla habitada por niños.

Abrazo mortal
(Max Kalmanowicz, 1980). Colegiales infectados por el escape de gas de una planta nuclear. Las personas arden con su contacto.

Dark water
(H. Nakata, 2002 / W. Salles, 2005). El fantasma de una muchacha aterroriza a una madre y su hija. El original japonés contó con un remake estadounidense.

ENLACES RELACIONADOS