El exalcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, será el presidente de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados durante la décima Legislatura, un cargo que asume "con ilusión" y con "sentido de la responsabilidad" aunque consciente de la relevancia que supone "ante los últimos tiempos del terrorismo" en España.

No obstante, Aparicio se ha mostrado "escéptico" ante la disolución definitiva de ETA hasta que no haya "una petición de perdón expreso a las víctimas con el reconocimiento del daño hecho y la entrega de las armas". "Hasta entonces no cabe ignorar los antecedentes que hasta ahora han sido de faltar a su palabra sistemáticamente", ha señalado en declaraciones a los medios en el patio del Congreso de los Diputados.

Asimismo, el diputado por Burgos ha considerado que el nuevo Ministerio del Interior cuenta con un equipo "de plena solvencia" y asegura que tanto el ministro del ramo, Jorge Fernández Díaz, como el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa podrán estar "a la altura de las circunstancias de lo que desea la sociedad española".

"Ojalá sea la Comisión que conozca la disolución efectiva de ETA", ha apuntado Aparicio quien ha agradecido el "gesto de cariño y la confianza" de su Grupo Parlamentario para designarle presidente de la Comisión.

Aunque las prioridades de la Comisión se conocerán cuando se constituya la misma y comparezca el ministro, Aparicio ha avanzado que una de las urgencias será "el mantenimiento de la capacidad operativa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado e incluso algunas modificaciones" para que su trabajo sea "más eficaz y si es posible con mejores medios a pesar de la evidente austeridad".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.