El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, celebra hoy su primera Nochevieja al frente del Consell tras asumir el cargo hace 157 días, a finales del pasado mes de julio, durante los cuales su gestión ha estado marcada por las medidas de austeridad en la Administración, un profundo reajuste del sector público valenciano y la apuesta por el diálogo con los agentes sociales y políticos, materializada en más de 20 encuentros con empresarios y agentes económicos y por el decálogo de consenso presentado a la oposición.

Desde que relevara en la Presidencia de la Generalitat a Francisco Camps, Fabra ha trasladado en diversas ocasiones la necesidad de incrementar la austeridad en la Administración Pública, una apuesta que se ha traducido en la limitación de los altos cargos del Gobierno valenciano y de los organismos públicos dependientes de él, así como la retirada de las tarjetas de crédito, o la recomendación lanzada a este colectivo de que se ciñan al menú del día en las comidas de trabajo, que no deben superar los 20 euros por comensal.

Asimismo, según el balance de estos cinco meses de Gobierno de la Generalitat al que ha tenido acceso Europa Press, Fabra ha sido también el primer jefe del Consell que realiza sus viajes con líneas de bajo coste y tan sólo va acompañado de una persona.

Dentro de esta línea de reducción de gastos no necesarios, el Consell suspendió el ágape y los actos públicos en las tres capitales valencianas el pasado 9 d'Octubre, lo que supuso un ahorro de 200.000 euros, mientras que en estas fiestas navideñas se han reducido en un 85 por ciento los gastos, con la supresión de regalos navideños, de los obsequios a los representantes de los medios de comunicación, y recepciones reducidas "a la mínima expresión".

Plan de ajuste de 680 MILLONES

Por otra parte, antes de cumplir sus primeros cien días al frente del Gobierno valenciano, Alberto Fabra aprobó un Plan de Ajuste que estima ahorrar 680 millones de euros y ha puesto en marcha una reordenación del sector público empresarial que contempla un ahorro de 773 millones de euros a través de la reducción de un 30 por ciento en los gastos de las empresas públicas, sin incluir a RTVV ni a la Agencia Valenciana de Turismo.

Asimismo, se creará la Corporación Pública Empresarial Valenciana y se ha aprobado un plan de racionalización del sector fundacional que supone un ahorro de 3,3 millones de euros, al tiempo que se ha creado un cuerpo especial de interventores para reforzar el control del gasto público.

Reuniones con empresarios y oposición

Con el objetivo de analizar las medidas de austeridad y eficiencia, el presidente se ha reunido durante estos cinco meses con los equipos directivos de las distintas consellerias y con los representantes económicos y empresariales de la Comunitat, como las Cámaras de Comercio, la patronal Cierval y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE).

También ha mantenido reuniones con los portavoces de la oposición en Les Corts para consensuar diez materias de trascendencia en un decálogo de consenso que incluye aspectos como el empleo, financiación, urbanismo, infraestructuras, política social, agua, seguridad y sector público.

Asimismo, está negociando con los partidos la reforma de la Ley Electoral que se adapte a la nueva realidad de la Comunitat Valenciana.

Documentación sobre gürtel

Por otra parte, el Consell también emprendió un cambio de tendencia al remitir el pasado 29 de septiembre las primeras respuestas a las peticiones de documentación sobre contratos de la Administración con empresas relacionadas con la trama Gürtel. En concreto, según Presidencia, se han remitido dos escritos a EUPV y a Compromís con la relación de empresas con las que la Generalitat ha contratado del conjunto de la lista sobre la que habían preguntado.

También Fabra marcó un punto y aparte al recibir a la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de julio de 2006, ha propuesto en Les Corts la modificación de la Ley de Cajas para aumentar la representatividad política y se ha creado una comisión que investigará la gestión de la CAM y otra sobre el 'agujero' de 17 millones de euros en la depuradora de Pinedo que se investiga en el juzgado en el denominado 'caso Emarsa'.

Luz verde al corredor mediterráneo

En cuanto a infraestructuras, el Corredor Mediterráneo fue una de las principales reivindicaciones de Fabra al llegar al Consell. Tras más de una docena de reuniones con representantes económicos, políticos y con líderes europeos, la Unión Europea decidió incluir el corredor en la Red Básica Transeuropea de Transportes.

De hecho, está previsto que la ciudad de Valencia acoja en 2102 una reunión sobre el Corredor Mediterráneo, tal y como acordó el Comité de las Regiones el pasado mes de octubre en Varsovia (Polonia). 157

Días en cifras

Así, estos 157 días al frente del Gobierno valenciano de Fabra pueden resumirse en 206 actos públicos institucionales y 66 de partido, en los que ha visitado más de 50 centenar de municipios como President y otros 34 como presidente del PPCV.

Ha recorrido durante todo este tiempo más de 60.000 kilómetros, una distancia que equivale a recorrer 150 veces la Comunitat de punta a punta, desde Vinaròs a Pilar de la Horadada.

Consulta aquí más noticias de Valencia.