Los 'secuestros exprés' llegan a Madrid, con más de uno al mes

  • Policías, abogados y escoltas avisan del auge de este delito en la región.
  • Se realizan más de uno al mes debido al aumento del crimen organizado.
Un hombre detenido por la policía.
Un hombre detenido por la policía.
REUTERS

Fue una escena de película. Y ocurrió en pleno centro de la capital. Una persecución durante 14 kilómetros a la luz del día y que acabó de la forma más trágica posible, con un tiroteo cerca de la estación de Atocha (Arganzuela). Ocurrió el 21 de noviembre, y todo por un posible 'secuestro exprés' cuya investigación aún continúa abierta.

Este tipo de delito, el de los 'secuestros exprés', es una modalidad muy concreta de retención ilegal cuya duración suele ser muy corta (no más de un par de horas) y que los últimos meses ha experimentado un auge en la región, según confirman policías, abogados penalistas y escoltas. "Comenzó a tenerse noticia hace muchos años. Venía de los países del este y de Sudamérica y se desarrollaba sobre todo en Levante y el litoral andaluz, donde estos delincuentes se encontraban más asentados. Pero debido al aumento de los grupos de crimen organizado y de su itinerancia a lo largo de todo el país, ahora comienza a tener más peso en las grandes ciudades, como Madrid", explica un portavoz de la Confederación Española de Policía.

En la última memoria de la Fiscalía de Madrid se corrobora que los secuestros condicionados con fines económicos han subido. En un solo año, en la región, pasó de no haber ninguno a registrarse 30. Aunque la Fiscalía no diferencia entre secuestros normales y exprés, los abogados penalistas y la Policía estiman que cerca de la mitad de estas denuncias entrarían dentro de este delito. Es decir, en 2010 podrían haberse ejecutado 15 retenciones ilegales exprés, más de una al mes. "Y la tendencia va en aumento en 2011. Por lo que se ve en los juicios, es fácil que ahora se ejecuten uno o dos 'secuestros exprés' mensuales", explica José Ramón Ventura, abogado penalista.

Estas retenciones ilegales difieren de los tradicionales en que su fin es exclusivamente económico, por eso afecta más a profesiones liberales y pequeños negocios (como joyerías), "sin embargo, su uso es mucho más frecuente en ambientes criminales como ajustes de cuentas para cobrarse deudas. Esa es otra de las causas de que haya aumentado tanto y de que la mayoría de las veces no se denuncie", apostilla Ventura.

Cuidado con las rutinas

La Asociación Española de Escoltas alerta, sin embargo, de que esta práctica afecta cada vez más a ciudadanos de a pie. "Lo mejor es avisar a las autoridades y evitar, en todo momento, realizar rutinas diarias. Estos secuestradores cuentan con pocos medios, pero controlan muy bien los hábitos de la víctima para retenerles en el mejor momento", aconseja Ignacio Rubio, presidente del colectivo.

Se da más en las zonas urbanas

Aunque la Benemérita también ha intervenido en diversos secuestros-exprés en la región, agentes del Instituto Armado aseguran que casi no han tenido casos el último año: "Se dan más en las grandes ciudades. En nuestro área, las zonas rurales, apenas se detectan", explican fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil. "Aún así, se han dado casos puntuales en algunos lugares que, al no darse antes, han generado mucha alarma social", puntualiza un portavoz de la Confederación Española de Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento