Segunda día electoral en Egipto tras una jornada de participación masiva e irregularidades

Un hombre se dispone a votar en un colegio electoral en el distrito Sayeda Zeinab de El Cairo, Egipto.
Un hombre se dispone a votar en un colegio electoral en el distrito Sayeda Zeinab de El Cairo, Egipto.
Amel Pain / EFE

Egipto inició este martes una segunda jornada electoral en nueve de sus provincias para elegir un Parlamento, con menos colas de votantes que el día anterior frente a los centros de votación.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 07.00 hora española, al igual que en la jornada precedente, para que los electores pudieran ejercer su derecho a voto.

Según pudieron constatar los periodistas en dos colegios de El Cairo, los ciudadanos hacían cola frente a los centros, custodiados por militares, aunque menos que en la jornada anterior cuando los egipcios acudieron masivamente a las urnas.

El presidente de la Comisión Electoral egipcia, Abdelmoaiz Ibrahim, anunció el martes que los colegios permanecería abiertos  "hasta que el último elector vote".

25 heridos y casi 400 denuncias

Con los colegios electorales cerrados en Egipto, tras la primera jornada de votación en treinta años sin Hosni Mubarak como presidente, autoridades y organizaciones han hecho balance y, aunque se han mostrado relativamente satisfechos, han informado de al menos de 25 heridos y casi 400 denuncias ante supuestas irregularidades.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado que 25 personas han resultado heridas en incidentes relacionados con la votación, si bien este departamento ha aclarado que se trata de sucesos "involuntarios", informa el periódico Al Ahram.

Por su parte, el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto ha asegurado que esta primera jornada ha concluido con al menos 391 quejas relativas a presuntas violaciones de las normas establecidas.

Entre los grupos más citados en las denuncias figura el Partido Libertad y Justicia, brazo político de los islamistas Hermanos Musulmanes, favoritos en estas elecciones a la Cámara Baja. Además, el Consejo también menciona al Partido Libertad y a "algunos candidatos independientes".

En cuanto a las causas de estas denuncias, en su mayoría se deben al uso de eslóganes religiosos y al retraso en la apertura de los colegios electorales, algo que incluso ha obligado a las autoridades a retrasar dos horas el cierre de las urnas.

El jefe de la Comisión Suprema Electoral, Abdel Moez Ibrahim, ha comparecido ante la prensa y ha aclarado que su comité no tiene ninguna responsabilidad en el retraso en la apertura de algunos colegios. De cara a mañana, y con la intención de que en la segunda jornada se apliquen las lecciones aprendidas hoy, Ibrahim ha prometido que ningún centro de votación cerrará si tiene personas en la puerta esperando para ejercer su derecho de sufragio.

El responsable de la Comisión Electoral también ha explicado que este lunes sólo se han registrado incidentes violentos en el interior de tres colegios que han quedado clausurados tras estos sucesos. Se trata, según ha explicado, de centros de El Cairo, una de las ciudades que este lunes estaba llamada a las urnas en el arranque de unos comicios parlamentarios que se desarrollarán, por provincias, en tres fases de dos días cada una.

En Luxor, otro centro también fue cerrado después de que un policía depositase votos en múltiples urnas, ha añadido Ibrahim. La televisión egipcia mostraba esta noche precisamente las medidas de seguridad en torno a las urnas, que este martes volverán a abrirse en los mismos lugares.

La primera jornada, un éxito según EEUU

Reconoció que en el primer día de votación se registraron irregularidades en diferentes colegios, principalmente en tres de El Cairo, donde los jueces -que supervisan los comicios- tuvieron que cerrar las mesas "porque los ciudadanos se apoderaron de las papeletas".

El Departamento de Estado de Estados Unidos considera un "éxito" la primera jornada de los comicios legislativos en Egipto, a juzgar por las impresiones de los observadores independientes estadounidenses sobre el terreno.

"Por lo que han podido ver, ha sido una cita completamente pacífica. Ha estado caracterizada por la alta participación y por la ausencia de violencia, y esos dos elementos demuestran el éxito de este primer día", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en su conferencia de prensa diaria.

A falta de una segunda jornada de votación en las primeras elecciones libres de la historia del país, Washington calificó la cita con las urnas de este martes como "bastante positiva" y exenta de irregularidades a primera vista, según Toner.

Los observadores estadounidenses desplegados en Egipto pertenecen a organizaciones como el Centro Carter, la Fundación Internacional de Sistemas Electorales, e institutos de los partidos demócrata y republicano, precisó.

Un clima tenso

Más de 17 millones de personas están llamadas a ejercer su derecho al voto entre el pasado martes y la jornada del miércoles en nueve provincias del país, entre ellas El Cairo y Alejandría, en la primera de las tres fases en que está dividido el proceso electoral para elegir la Cámara Baja y Alta del Parlamento, y que se prolongará hasta marzo.

Las elecciones egipcias, que tendrán en total tres vueltas y se prolongarán hasta marzo, han despertado grandes esperanzas entre los 80 millones de habitantes del país, cuya gran mayoría nunca ha podido ejercer el derecho al voto.

La incertidumbre de los últimos días, marcados por protestas para exigir la renuncia de la Junta Militar que han dejado más de 40 muertos, no desanimó a los electores, que formaron largas colas incluso antes de que abrieran los colegios electorales.

No obstante, Toner recordó que la democracia "no son unas elecciones" y que la clave estará en lo que ocurra después, en si Egipto triunfa en la tarea de construir "instituciones libres, justas y transparentes, que se adhieran a los estándares internacionales"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento