Suspendida la VIII Asamblea de la FAMP tras la falta de consenso entre PP-A, PSOE-A, IU y PA

Toscano convoca la próxima semana una reunión de la Ejecutiva y PP-A dice que el modelo actual de la FAMP "ha muerto"
El Alcalde De Córdoba, José Antonio Nieto (PP)
El Alcalde De Córdoba, José Antonio Nieto (PP)
EUROPA PRESS

La VIII Asamblea General de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), que debía haberse celebrado este sábado en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), se ha suspendido después de que los partidos políticos con representación en la Ejecutiva de la misma —PP, PSOE, IU y PA— no hayan logrado consensuar quiénes debían ocupar los cargos directivos ni cómo debía desarrollarse la asamblea, lo que ha motivado que PP-A, IULV-CA y PA decidieran no tomar parte en la misma, que no ha llegado ni siquiera a constituirse. Así las cosas, el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) y actual presidente de la FAMP, Francisco Toscano, convocará la próxima semana una reunión de la Comisión Ejecutiva de este organismo para "analizar lo ocurrido" este sábado, y con vistas a fijar la fecha para una nueva asamblea.

A pesar de que, según el orden del día previsto, el consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Francisco Menacho, debía haber presidido el acto de apertura de la VIII Asamblea a las 11,00 horas, en ese momento no se habían acreditado todavía los delegados de los distintos partidos políticos. Fuentes 'populares' explicaron a los periodistas que el motivo de dicho retraso era que, según había interpretado el PSOE-A los Estatutos de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), sólo podían acreditarse como delegados con derecho a voto aquellos que estuvieran "al día" en el pago de las cuotas a la FAMP, lo que implica "no deber nada en los últimos cuatro años". Bajo esa premisa, el PP-A perdía un total de 1.157 representantes en dicha asamblea.

Se trataba de un nuevo desacuerdo entre PP-A y PSOE-A, que ya se habían enfrentado en los meses anteriores, desde la celebración de las elecciones municipales del 22 de mayo, acerca de la organización de esta asamblea que debía renovar los órganos directivos de la FAMP, lo que había motivado incluso que el PP-A hubiera planteado una demanda de juicio ordinario contra este organismo en la que pedían suspender el cónclave por considerarlo "antiestatutario e ilegal", una demanda que, según han señalado este sábado los 'populares', ha sido "admitida a trámite".

Finalmente, y sin que se llegara a constituir la VIII Asamblea General, el secretario de Organización de IULV-CA, José Luis Pérez Tapias, fue el primer representante político en anunciar que su formación no iba a tomar parte de la asamblea, al entender que "no se daban las condiciones para avanzar en la propuesta de consenso" que habían planteado, que se plasmaba en una presidencia rotatoria de la FAMP que se turnarían los cuatro partidos con representación en la Comisión Ejecutiva a lo largo de los cuatro años que dura la legislatura.

De esta manera, IULV-CA proponía ser quien comenzara presidiendo ese organismo y el PA quien cerrara ese ciclo en el último año. Entre medio, proponía que PSOE-A y PP-A presidieran cada uno de ellos durante un año la Ejecutiva, una propuesta que no logró ser aceptada por los cuatro partidos. Ante ello, y al entender que el PSOE-A estaba intentando "forzar una interpretación estatutaria" y el PP-A buscaba "judicializar la asamblea cuestionando su propia legitimidad", IULV-CA decidía no tomar parte de la misma, al igual que posteriormente anunciaron PA y PP-A.

En la misma línea, el secretario nacional de Organización del Partido Andalucista (PA), David Cabello, ha acusado a 'populares' y socialistas de "matar al municipalismo andaluz", y ha declarado que han decidido no participar en la asamblea "ante la posibilidad de que algunos compañeros no pudiesen entrar" en la misma. PP-A:

"el modelo actual de la famp ha muerto"

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), que ha ejercido ante los periodistas como portavoz de su grupo político, se ha mostrado convencido de que "el modelo actual de la FAMP, tal como ha existido hasta ahora, ha muerto" después de esta frustrada asamblea, por lo que ha abogado por impulsar un "nuevo modelo de municipalismo" que sirva "para ayudar a los ayuntamientos que están atravesando problemas".

Asimismo, Nieto ha culpado al presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, de ser el responsable de que el municipalismo andaluz haya quedado "gravemente herido" por su "actitud y su manera de proceder". Al hilo de ello, ha insinuado que alguien "desde fuera" de esta asamblea ha impedido que se haya llegado al acuerdo entre los partidos políticos, lo que ha provocado que la asamblea no se haya llegado a constituir al no darse "las condiciones básicas" para ello.

De este modo, el PP-A propone, según ha explicado Nieto, que antes de que se convoque una nueva asamblea exista un "acuerdo previo" entre los partidos sobre "cómo deben interpretarse las reglas de juego" —algo que, a juicio del alcalde de Córdoba, no ha existido hasta ahora—, y a partir de ahí, que la nueva asamblea que se celebre venga a ser una "asamblea constituyente del nuevo modelo de municipalismo" que esta formación propone.

Igualmente, Nieto ha afirmado que, este sábado, el PP-A ha tenido "la oportunidad" de salir con la presidencia de la FAMP —toda vez que, según ha reconocido, desde el PSOE-A le ofrecieran turnarse en dicho cargo dos años cada partido—, pero "han renunciado a ella porque no querían presidir algo que podría ser un lastre más que un instrumento útil", ni participar en una asamblea de la que "el municipalismo andaluz saliera perjudicado".

En ese sentido, se ha mostrado contrario a ejercer un "poder absoluto". En vez de eso, apuesta por una FAMP donde "todos los partidos políticos y los municipios andaluces estén representados", bajo "una fórmula de gestión compartida de la presidencia entre las distintas fuerzas políticas que tienen representación".

Toscano convocará la ejecutiva la próxima semana

Después de que el PP-A decidiera no sumarse a la celebración de la VIII Asamblea, el actual presidente de la FAMP, Francisco Toscano, ha anunciado que ésta no se iba a celebrar finalmente este sábado, y que a lo largo de la próxima semana convocará una reunión de la Ejecutiva para "analizar lo ocurrido", tras la cual se abrirá un "periodo de reflexión" para buscar un acuerdo antes de convocar una nueva asamblea, que deberá anunciarse "con 30 días de antelación".

Según Toscano, el PSOE-A ha acudido a esta cita con la "voluntad" de lograr constituir "una dirección plural que representara el equilibrio que los ciudadanos han dado al conjunto del municipalismo andaluz", de forma que, en la Ejecutiva, el PP-A pasara de tener siete representantes a doce, los mismos que obtendrían los socialistas tras ceder cinco a los 'populares', mientras que IULV-CA y PA mantendrían el mismo número de representantes de la actual legislatura, dos y uno, respectivamente.

En cualquier caso, Toscano ha remarcado que la actual Ejecutiva de la FAMP "no está en funciones", sino que "sigue con competencia plena", por lo que "no se produce ningún vacío", a la vez que ha lamentado que los resultados de las elecciones generales del pasado domingo "hayan condicionado" la celebración de la Asamblea de la FAMP, si bien ha recordado que el PP "no ganó por mayoría absoluta las elecciones locales en Andalucía". De hecho, el PSOE tiene "101 alcaldes y 700 concejales más que el PP en la región".

Por último, ha hablado de la existencia de un "acuerdo tácito" entre PP-A e IU con anterioridad a la celebración de esta asamblea, porque los 'populares' "necesitaban la abstención de IU", federación a la que ha criticado por "montar una pataleta tras darse cuenta de que no iba a ser la llave" de la FAMP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento