El Banco de Valencia reconoce que tiene un déficit de al menos 562 millones de euros

Fotografía de archivo tomada el 7 de noviembre de 2011 que muestra la fachada de la sede central del Banco de Valencia (en la ciudad de Valencia).
Fotografía de archivo tomada el 7 de noviembre de 2011 que muestra la fachada de la sede central del Banco de Valencia (en la ciudad de Valencia).
Juan Carlos Cárdenas / EFE

El Banco de Valencia, suspendido de la negociación en bolsadesde el pasado lunes, volverá a cotizar este jueves después de desvelar que su déficit inicial de provisiones para riesgos crediticios y activos adjudicados asciende a 562 millones de euros.

En un comunicado remitido este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad valenciana explica que, según los requerimientos del Banco de España, su déficit de provisiones asciende, tras la inspección realizada, a 562 millones, aunque reconoce que "podría ser mayor".

Esto se debe a que la entidad, con una morosidad del 7% a cierre de junio, está obligada a provisionar también las potenciales pérdidas del resto de la cartera crediticia que no ha sido analizada de forma individual y que deberá ser cargada contra resultados. El Banco de Valencia, que ganó 16,7 millones de euros en la primera mitad del año, un 64 % menos, está gestionado ahora por José Manuel Oliver, Fernando Viladomat y Margarita Reyes.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) designó a esas tres personas tras intervenir el Banco de Valencia y comprometerse a aportar 1.000 millones de euros y una línea de crédito de 2.000 millones para estabilizar y garantizar la operativa normal de la entidad.

Una vez despejada la principal incógnita, el déficit inicial de provisiones detectado por el Banco de España, el supervisor bursátil ha decidido levantar la suspensión cautelar de las acciones del Banco de Valencia, que volverán a negociarse mañana desde las 08.30 horas. La CNMV decidió el lunes suspender cautelarmente las acciones del Banco de Valencia, poco antes de la intervención de la entidad por parte del Banco de España.

En el momento de la suspensión, que se produjo a las 15.56 hora local, la capitalización bursátil de la entidad rondaba los 364 millones, ya que caía un 3,27 % hasta 0,74 euros por acción. Como es habitual, la CNMV no dio detalles sobre los motivos que provocaron la suspensión, aunque sí indicó que se debía a que concurrían "circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo" de la cotización en bolsa de la entidad valenciana.

Una vez aportada "información suficiente de las circunstancias que aconsejaron la adopción del acuerdo de suspensión", el supervisor bursátil ha decidido este miércoles que las acciones pueden volver a negociarse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento