El subdelegado de Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, y el alcalde de la capital, Francisco Javier León de la Riva, han visitado este lunes el convento benedictino del siglo XVI donde se elabora la cerveza Casasola, la primera artesana producida en Castilla y León.

Según han informado a Europa Press fuentes de la empresa, ambos fueron recibidos por los fundadores del proyecto, los hermanos Agustín y Alfonso Perdomo-Spínola, con los que descubrieron el proceso de fabricación artesanal.

Después de conocer las instalaciones de la fábrica, se realizó una degustación de las dos variedades que la marca comercializa en la actualidad: la cerveza rubia Benedictina y la tostada Silos.

Además del alcalde y del subdelegado, estuvieron presentes la concejal de cultura de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra; el Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, Recio Álvarez, y el Comisario Jefe Provincial de Valladolid, José Antonio González Jiménez.

Casasola es una bebida inspirada en las cervezas artesanales italianas que se fabrica en un entorno natural de más de 500 hectáreas en la antigua granja convento de San Benito El Real, fundada por los monjes de la Orden Benedictina en el siglo XVI a cuatro kilómetros de la capital.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.