La mayoría absoluta obtenida por el PP en las pasadas elecciones generales esconde pérdida de votos en cuatro comunidades, dos de ellas, tradicionales feudos de los 'populares' como son Madrid y la Comunidad Valenciana, aunque en ambas, sin embargo, ha conseguido un escaño más gracias al desplome del PSOE. El PP ha descendido también en Navarra y, especialmente, en Asturias.

A falta del recuento este miércoles del voto de los españoles residentes en el extranjero, la candidatura encabezada por el propio Mariano Rajoy en Madrid ha obtenido en estas generales menos apoyos que en 2008, en concreto, 29.116. Una cifra similar ha perdido el PP valenciano, 27.000 votos menos.

La rebaja le ha salido sin embargo rentable a este partido en ambos casos porque ha ganado un escaño en cada autonomía, debido al fuerte descenso del PSOE. La única Comunidad en la que los 'populares' han visto reducida su representación con respecto a la legislatura anterior es Asturias: 67.000 votos menos (el 23 por ciento de los sumados en 2008) y un escaño perdido, ante la aparición del nuevo partido de Francisco Álvarez Cascos.

La cuarta autonomía donde los 'populares' han recogido menos votos es Navarra, en coalición con el partido regionalista UPN: 7.000 papeletas menos que en 2008, aunque sin variación en los escaños conseguidos, que siguen siendo dos.

Andalucía y cataluña,

Los grandes ascensos

Los importantes avances en otras regiones han compensado sin embargo estas cifras. En especial, los resultados de Andalucía y Cataluña, donde el PP ha ganado respecto a 2008 casi 260.000 y 105.000 votos más, respectivamente; en suma, más de la mitad de los 670.000 votos nuevos recibidos por Rajoy en todo el país. En la comunidad andaluza se queda al borde de los dos millones de apoyos (ocho escaños más) mientras que en Cataluña ha ascendido hasta los 715.000 sufragios (tres diputados más).

La comunidad de Extremadura se ha convertido en otro de los puntos fuertes de la victoria del PP, porque los 47.000 votos nuevos significan sin embargo casi diez puntos de crecimiento (un escaño más) y quedarse cerca de los 350.000 votantes (de un total de 671.000). Caso parecido es el de Aragón, donde los 'populares' han logrado 54.000 apoyos nuevos y tres escaños más, aunque en este caso en coalición con el Partido Aragonés.

En número de votos, la tercera comunidad en la que el PP ha registrado un incremento mayor tras Andalucía y Cataluña es Canarias, 96.000 votos más que en 2008 y al borde del 50 por ciento del total escrutado (445.000 sufragios). En escaños, ha ganado tres.

Otros 46.000 votos ha ganado este partido en Galicia (suma 855.000), pero sin embargo son suficientes para sumar cuatro escaños nuevos, como en otros casos, por el hundimiento de los socialistas. Y en Castilla-La Mancha, donde el PP gobierna por primera vez desde el pasado mes de mayo, ha subido en 57.000 votos (hasta los 654.000), lo que reporta dos parlamentarios más en el Congreso.

Caso aparte es el del PP vasco, que prácticamente se queda igual que en 2008 porque la variación, aunque ha mejor, es de unas 750 papeletas.

Pequeños ascensos rentables

También son ascensos lo que el PP ha registrado en el resto de las regiones; aunque mucho menores en términos absolutos, son suficientes en algunas circunscripciones para ganar escaños en la Cámara Baja.

Por ejemplo, 1.400 votos más en La Rioja, 1.800 más en Cantabria o 2.000 más en Murcia se han traducido en un representante más por cada una de estas Comunidades uniprovinciales. En las Islas Baleares ha ganado también un representante sumando 8.000 votos nuevos, mientras que en Castilla y León, sólo 3.957 votos más que hace casi cuatro años le conceden sin embargo tres escaños añadidos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.