El comisario ha trasladado a las ocho regiones —Andalucía, las francesas Bretaña, País del Loira y Poitou Charentes, la alemana de Baviera, las italianas de Toscana y Emilia-Romagna, la austríaca de Oberösterreich y la polaca de Malopolska— que "entiende que la realidad productiva es diferente" en cada región y sector, aunque ha insistido en que los Estados miembros tendrán "mucha decisión" porque "podrán establecer los criterios diferentes entre las regiones", ha explicado Aguilera en declaraciones a la prensa tras la reunión.

"Hay distintas realidades y por lo tanto un pago básico o único exclusivo no atendía a las necesidades de la agricultura de nadie. No resolvía realmente nada", ha recalcado la consejera andaluza para recalcar el rechazo de las nueve regiones europeas a la 'tarifa plana' propuesta por Bruselas en un documento conjunto que han remitido al comisario.

La reforma que defiende Bruselas se basa en un nuevo reparto "más justo y equilibrado" entre países y sectores, que pondría fin a los derechos históricos que benefician a países como España a cambio de un régimen que fije un pago unitario para todos, al que se podrían sumar otros apoyos.

Respecto a la propuesta de Bruselas de condicionar el 30% de las ayudas para esfuerzos medioambientales, la consejera ha recalcado que las nueve regiones europeas no están "en contra de una PAC más verde" sino que se trata de incluir "muchas de las acciones que ya hacen nuestros agricultores y ponerlas en valor".

"No estamos en contra de una PAC más verde. Creemos que ya es verde, es decir, que ya los agricultores hacen mucho por el medio ambiente", ha subrayado Aguilera, que ha reconocido sin embargo que el comisario "se ha mostrado especialmente reticente a cambiar el porcentaje" aunque se ha mostrado "especialmente favorable" a estudiar "qué elementos se podrían considerar dentro de ese pago verde".

Aguilera ha subrayado la importancia del encuentro dado que reúne a regiones "de las más importantes en cuanto a peso dentro de la UE" a nivel agrícola para defender "cosas tan elementales" como el rechazo a la 'tarifa plana' y por tanto con el objetivo de "establecer alianzas para conseguir los objetivos de Andalucía".

"Nos hemos puesto de acuerdo. No ha sido fácil elaborar un documento conjunto. Es más de carácter general, sin profundizar demasiado en demasiadas especificidades, pero para nosotros era relevante", ha explicado.

Modificaciones en normativa de competencia

Aguilera ha reclamado por su parte al comisario "hacer modificaciones en la normativa de Competencia" europea con el objetivo de "introducir mecanismos de gestión más adecuados de los que hay ahora mismo" para hacer frente a "la volatilidad de los precios y el equilibrio de la cadena alimentaria", "la gran dificultad que ahora mismo tiene" el sector. El comisario "se ha mostrado receptivo" a estudiar esta propuesta, ha asegurado la consejera.

"Sólo con las normas actuales es muy difícil el reequilibrio de la cadena alimentaria. Hay que modificar la normativa de Competencia", ha insistido, aclarando que desde la Junta andaluza han remitido un documento "específico" al comisario para defender estos intereses de la región.

En concreto, pide cambios normativos que permitan "reforzar" a las organizaciones de productores de manera que se puedan establecer "para todos los sectores" y la posibilidad de que las asociaciones interprofesionales —incluida "la gran distribución"— puedan "llevar a cabo contratos de precios", como se acordó en el caso del sector lácteo. También pide la posibilidad de introducir un "código de buenas prácticas o un Observatorio de Precios y Márgenes Comerciales a nivel europeo", medidas que contribuirían a una mayor "transparencia" en el sector.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.