Los padres de Juan Pedro Cañas, un joven de 31 años de Villargordo, uno de los tres núcleos de población que forman el municipio jiennense de Villatorres, que sufrió un accidente de tráfico el 14 de enero de 2000 cuando salía de trabajar quedando tetrapléjico, exigen la devolución de un total de 300.000 euros, presuntamente "estafados" por su banco, para operar a su hijo en un centro sanitario de Alemania.

Según ha explicado a Europa Press el padre de la víctima, Francisco Cañas, que se encuentra este lunes ante la oficina de la entidad, en el centro de Jaén, para reivindicar "lo que corresponde a su hijo", Juan Pedro se encuentra en coma vigil y, "a lo mejor, cuando se recupere el dinero, su hijo ya no vive", pues, como ha destacado, "su organismo se va deteriorando progresivamente y las secuelas son cada vez más negativas".

Asimismo, Cañas ha recordado que recibió una indemnización procedente del Estado de 300.000 euros como consecuencia del accidente de tráfico que sufrió. Así, la ingresó en dicho banco y éste, ha asegurado, "me engañó por ser inexperto y analfabeto en temas financieros, invirtiéndolo más tarde y sin posibilidad de recuperar el dinero para operarse", tal y como pudo ocurrir hace tres años cuando descubrió una clínica en Alemania cualificada para implantar células madre para regenerar su lesión cerebral, sin embargo, "el banco se negó a devolver el dinero".

De este modo, según ha expresado Cañas a Europa Press, su "lucha" en estos momentos es "tratar de conseguir que la entidad bancaria se conciencie de la situación y devuelva el dinero que estafó cuando trabajadores de la misma se personaron en su casa para ofrecerles garantías" tras el fatídico suceso.

Así las cosas, el padre de Juan Pedro ha señalado que parece "no darles cargo de conciencia ver que peligra la vida de una persona", por lo que ha asegurado que seguirá "luchando y protestando para que su hijo consiga el tratamiento de células madre".

En huelga de hambre más de dos meses

Por otra parte, José Luis Burgos, que también posee una minusvalía física encontrándose en silla de ruedas, se encuentra apoyando estos días a la familia de Juan Pedro tras haber sido también presuntamente estafado por el mismo banco. En concreto, Burgos ha especificado que estuvo en huelga de hambre dos meses y medio frente a una oficina de la entidad en Barcelona después de "intentar quedarse con su vivienda".

Tal y como ha explicado Burgos, cuando se quedó en silla de ruedas "entregó al banco toda la documentación de la invalidez y en el momento de contratar la hipoteca, hace diez años, hizo un seguro de vida que cubriera cualquier tipo de incidente", haciendo saber a la entidad que "desde que contaba con un año y medio de edad padece poliomilitis", lo que "no le importó al banco".

De esta forma, ha asegurado que ha estado pagando la hipoteca durante años y cuando llegó el momento de hacer uso de la indemnización "se negaron a dársela alegando que no les había dicho que tenía dicha enfermedad". Así, tras la huelga de hambre la compañía aseguradora, del mismo grupo que la entidad financiera, le reconoció que tenía derecho al seguro, sin embargo, "los 90.000 euros que había aportado durante tres años hasta entonces se los han quedado íntegramente".

Por último, Burgos ha aseverado que tras esto inició una gira recogiendo posibles víctimas que iba conociendo, tal y como el caso de Juan Pedro, cuya vida "está en peligro y les importa muy poco, pues se han apoderado del dinero de una persona totalmente indefensa". Por esto, ha incidido en que va a seguir protestando hasta que el villargordeño "consiga tener su tratamiento y se le pueda dar una oportunidad de vida", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Jaén.