El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, espera que exista "clarificación de posturas" y "juego limpio" entre el nuevo Gobierno central y la Junta andaluza hasta que se celebren en 2012 las elecciones autonómicas.

En declaraciones a Europa Press, Pastrana espera que en este período "no haya grandes confrontaciones significativas entre ambos gobiernos, son solo cuatro meses", aunque sí le "preocupa" el hecho de que "podamos continuar en campaña electoral durante los próximos cuatro meses", algo que, a su juicio, "afectaría directamente a la gobernanza de Andalucía y que distorsionaría mucho la realidad de nuestra comunidad autónoma, pues el juego político coincide poco con la realidad".

El líder sindical considera que estos próximos meses "deberían ser un período de clarificación de planteamientos de unos y otros de cara al presente y futuro inmediato de la Comunidad", en el sentido de que ambos partidos, PP y PSOE "clarifiquen sus planteamientos", puesto que "no sería de recibo que lleguemos a la campaña de las autonómicas y ocurra como ha ocurrido en las generales, que prácticamente no tenemos una idea cierta casi de ningún tema fundamental sobre las pretensiones del PP ni de las propuestas nuevas del PSOE; y se debe clarificar eso".

Pastrana ha pedido a unos y otros partidos que "cuiden la imagen de las organizaciones políticas y de las instituciones, pues no vale todo aunque en la campaña electoral se tienda a utilizar cualquier argumento". "Se necesita mejorar la imagen del juego político y de las instituciones", ha agregado el líder de UGT-A.

Sobre los resultados de las elecciones generales, Pastrana considera que se trata de "una decisión que han tomado los electores y esa es la grandeza de la democracia, donde cuando se considera que un partido en el Gobierno no lo está haciendo bien, se cambia".

"Los resultados del pasado domingo son tan rotundos y tajantes que ponen de manifiesto el poder del pueblo y los valores de la democracia, de forma que los grupos y partidos deben tener claro que gobiernan para los ciudadanos, no para los intereses de otros; los gobiernos deben responder a intereses de los ciudadanos", ha aseverado Pastrana.

UGT-A, que asegura que "no existe ningún temor a priori" con la llegada del PP, apunta que el sindicato "hace mucho tiempo que valora a los gobiernos por su gestión, por las políticas que desarrollan y por lo que hacen".

En ese sentido, ha mostrado su "total colaboración" con el nuevo Gobierno aunque ha asegurado que el sindicato "mantendrá su disconformidad frente a las cuestiones que perjudiquen el interés real de la gente y de los trabajadores".

Pastrana considera que, ante las circunstancias "absolutamente difíciles", el nuevo Gobierno surgido "debería intentar buscar los mayores niveles de acuerdo para afrontar problemas como el crecimiento y la reactivación económica, el crecimiento del empleo y el mantenimiento de servicios básicos para ciudadanos, garantizando el mantenimiento de ayudas necesarias para garantizar un nivel de vida aceptable a los ciudadanos".

"Se debe preservar la red de servicios que garanticen la educación, la salud y los servicios sociales, que no pueden sufrir un proceso de involución", ha agregado Pastrana, quien considera que para poder llevar todo eso adelante el Gobierno del PP "por mucha mayoría absoluta que tenga no lo podrá hacer con serenidad si no busca los mayores niveles de acuerdo".

Gran acuerdo

Por ello, ha demandado un "gran acuerdo político, social y económico de todos los partidos y agentes sociales para preservar los derechos de los ciudadanos, hay que trabajar todo el mundo en una misma dirección para salir de la crisis y que nadie se quede atrás y para ello hay que contemplar los intereses de todos".

En ese sentido, ha asegurado que UGT-A "ofrecerá toda la disposición y colaboración" y ha advertido que "combatirá" con todas las medidas a su alcance las medidas "unilaterales" que perjudiquen los intereses de los ciudadanos.

Pastrana espera "responsabilidad" del PP y que éste "entienda que preservar la educación y la sanidad es lo que hace realidad que en España exista una amplia clase media", tras lo que ha advertido de que "si se les quita la sanidad o la educación a la clase media y ambos conceptos tienen que empezar a formar parte del gasto cotidiano, en España habrá un empobrecimiento general de la clase media".

"Este país tendrá serios problemas si se producen modificaciones que hagan recaer sobre la inmensa mayoría de la población el coste de mantenimiento de estos servicios; si fuese por ahí, a pesar de la recién estrenada mayoría absoluta, habrá problemas, pues estos servicios son, junto al derecho laboral, las grandes conquistas", ha agregado Pastrana, quien considera que en caso de que se "toquen" esos servicios "habrá reacciones y no solo de los sindicatos".

A su juicio, el PP "debe pensar lo que le acaba de ocurrir al PSOE y este país ha aprendido no dejar que sus dirigentes atenten contra sus derechos, ha aprendido a responder de forma muy contundente contra los dirigentes políticos cuando se atenta contra sus intereses; y eso el PP debe tenerlo muy presente".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.