Agentes de la Policía Nacional de Oviedo han detenido a un menor de edad acusado de dos robos con violencia por el método del estrangulamiento. En la misma noche, supuestamente el detenido apretó el cuello a las víctimas con tal fuerza que perdieron el conocimiento. Así, aprovechó para llevarse sus efectos personales.

Ante la gravedad de los hechos el Fiscal de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias ordenó que el menor fuera puesto a su disposición a primera hora de la mañana día de este lunes.

Fue en la madrugada del día 20 cuando se recibió una llamada en la Sala del 091 de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Oviedo donde se informaba sobre el robo a un joven de 26 años en la calle Vetusta.

En el lugar se encontraron con el joven quien les manifestó que momentos antes cuando se dirigía en dirección a su casa, un joven le había agarrado por detrás apretándole el cuello con tan intensidad que se había desmayado. Cuando despertó estaba tirado en la acera y le faltaba su teléfono móvil.

Justo cuando la dotación del Grupo de Atención al Ciudadano de Oviedo se encontraba recabando datos sobre la descripción del atacante se tuvo conocimiento que media hora antes, otro hombre de 36 años había sido asaltado en la calle Postigo Bajo por medio del mismo procedimiento.

Cuando el hombre aturdido recuperó el conocimiento se percató que le faltaba su cartera y el teléfono móvil. Tuvo que recibir asistencia médica siéndole diagnosticado un traumatismo facial y una contusión en el tobillo derecho.

Con la descripción completada con los datos proporcionados por las dos víctimas, la dotación de la policial nacional comenzó una búsqueda que les llevó a identificar y detener al atacante.

Consulta aquí más noticias de Asturias.