El conductor que este fin de semana impactó contra un taxi en la calle General Elorza de Oviedo causando la muerte de un joven de 27 años ha sido imputado por un total de siete delitos, entre los que figura un homicidio imprudente, penado con hasta cuatro años de prisión.

El joven, para el que el juez decretó este domingo una orden de libertad con cargos, ha acudido este lunes a firmar en los juzgados de Oviedo, adonde deberá acudir semanalmente, informaron a Europa Press fuentes del TSJA.

El hombre, de 22 años y nacionalidad rumana, está imputado por dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir bajo los efectos del alcohol y sin carné, conducción temeraria, homicidio imprudente, lesiones graves por imprudencia y un posible delito de hurto por usar la furgoneta de la empresa para la que trabajaba supuestamente sin autorización.

Por su parte, dos de las mujeres heridas en el accidente permanecen ingresadas en la UVI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) con pronóstico "grave", si bien su evolución es "favorable".

Consulta aquí más noticias de Asturias.