Cantabria se dotará el año que viene de un fondo económico, por importe de 22,9 millones de euros, con el que hacer frente a una "previsible" caída en función de la evolución de la economía, en un ejercicio en el que además fijará techos de gasto por cada trimestre.

Son medidas que vienen incluidas en los Presupuestos Generales de Cantabria para 2012, presentados este lunes, y que responden al objetivo enunciado por el presidente cántabro, Ignacio Diego, de lograr una gestión más "eficiente" y "responsable".

Así que en el documento presupuestario, consultado por Europa Press, se incluye una disposición adicional en la que se recoge la creación del denominado Fondo de Contingencia.

Con un importe de 22,9 millones de euros, su objetivo es provisionar la caída de los ingresos ante la "previsible" evolución "poco favorable" de la economía, que el gabinete de Diego ha rebajado en Cantabria a un crecimiento del 1% respecto a las previsiones del 2,3% avanzadas por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

De lo que se trata es de evitar que esta situación suponga un incremento del déficit y lograr un ahorro bruto negativo, para poder atender así, "exclusivamente", a las necesidades "inaplazables e imprevistas".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.