La pareja acusada de traficar con cocaína reconoce los hechos y se conforma con la condena solicitada por el Fiscal, que ha rebajado su petición inicial al aplicar la atenuante de toxicomanía, pasando de los siete años y medio que pedía en total a cinco años y nueve meses.

En concreto, ahora solicita tres años y nueve meses de cárcel para él y dos años de prisión para ella. Las multas se mantienen en 1.800 euros para el hombre y en 900 euros ella.

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgaba este lunes a la pareja, acusada de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño.

La policía detectó durante la primera mitad del año 2010 que los acusados se dedicaban a la entrega de cocaína a diversos consumidores, siendo el hombre, A.R.G., el que tomaba parte más activa en las entregas, mientras que la mujer, V.R.C., colaboraba ocasionalmente.

Tras ser detenidos en mayo de 2010, al hombre se le intervinieron 450 euros procedentes de la venta de droga, dos teléfonos móviles y un vehículo en el que se encontraron tres papelinas de cocaína de 1,82 gramos de peso. A ella se le ocuparon 140 euros de la misma procedencia.

En su domicilio se intervinieron siete papelinas de cocaína de 6,94 gramos de peso, dos trozos de hachís de 28,38 gramos, y 10.900 euros en metálico, así como efectos para preparar droga.

En casa de los padres del detenido, se intervinieron 108.250 euros en una caja fuerte oculta por un tabique de ladrillo y otros 41.000 en una caja de cartón.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.