María Jesús Sanvicente, propietaria del establecimiento Ultramarinos 'La Confianza' de Huesca, recibirá el lunes, día 21 de noviembre, en la Cámara de Comercio e Industria de París el premio Mujer Empresaria Europea 2011.

El premio llega en este año a su décimo cuarta edición y se entrega bajo la protección del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

'La Confianza', con 140 años de historia, es la tienda más antigua de España en este sector. Su propietaria ha asegurado que ha recibido el reconocimiento con "satisfacción" y "sorpresa".

Ha manifestado que "estoy muy contenta por Huesca, por la comunidad autónoma, por la tienda, por mi familia y por los clientes, que están respondiendo con el cariño que siempre nos han demostrado. Gracias a ellos y a los que han regentado la tienda es posible que todo esto se lleve a cabo".

La oscense ha dicho que no se esperaba "para nada" el premio porque "hay personas en España y en Aragón mucho más emprendedoras y empresarias, pero desde luego que lo acepto".

Sanvicente ha argumentado su sorpresa al explicar que su candidatura ha sido presentada sin ella saberlo, a través de la eurodiputada del PP, Verónica Lope, quien ha mantenido el secreto junto a los hijos de la empresaria. "Yo no sabía nada y la sorpresa fue cuando me comunicaron que había sido elegida", ha dicho Sanvicente, que ha agregado que "voy a recoger este premio por la tienda, los clientes, mi familia y antepasados y por Huesca".

La confianza

Numerosas publicaciones comerciales y turísticas consideran que 'La Confianza' la tienda de ultramarinos en activo más antigua de España, con una trayectoria de 140 años, desde que un comerciante de origen francés Hilario Vallier abriera, por primera vez, las puertas del establecimiento en 1871. En un primer momento, el local se destinó a mercería y sedería y en pocos años se amplió con la venta de lujosos productos de importación, venidos de ultramar, aromáticos cafés y chocolates, licores franceses o alimentos ahumados.

Tras distintas regencias del establecimiento, en la primera mitad del siglo XX, el comercio fue adquirido en los años de posguerra por los antecesores de la familia Villacampa-Sanvicente, que la regenta en la actualidad.

La vocación de este comercio, desde sus inicios, ha sido la de ofrecer productos de alta calidad; entre sus especialidades se encuentra el bacalao en salazón, las legumbres, las especias, el chocolate y productos aragoneses.

Por encargo del primer dueño, el pintor oscense León Abadías decoró en 1871 los techos del local composiciones alegóricas al comercio internacional y los productos que se vendían en el establecimiento.

Consulta aquí más noticias de Huesca.