La Fiscalía de Granada ha solicitado la pena de once años y medio de prisión para un portero de discoteca, identificado como Mohamed C.M., acusado de disparar a otro joven, compañero de profesión en otro establecimiento, con el que mantenía desavenencias por haberse convertido en su competencia.

Se le atribuye un delito de asesinato en grado de tentativa, y otro de tenencia ilícita de armas, y, de ser condenado, tendrá que afrontar además el pago de una indemnización de más de 10.800 euros a su víctima, además del coste que supuso para el Servicio Andaluz de Salud (SAS) atender al herido. El procesado, que se encuentra en prisión provisional desde el pasado 14 de octubre de 2010, será juzgado el próximo 25 de noviembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a las 23,25 horas del 11 de octubre de 2010, cuando el procesado, acompañado de otra persona, acudió a la calle Damasqueros de Granada capital, donde se encontró con otros jóvenes de nacionalidad marroquí, entre ellos cuatro con los que mantenía rencillas anteriores por haberse convertido en su competencia como porteros de discoteca.

Tras comenzar una discusión, llegó a decirle a uno de ellos "a ti te estaba buscando cabrón, te voy a matar", sacando a continuación una pistola con la que comenzó a disparar a los jóvenes, que salieron corriendo. Uno, sin embargo, cayó el suelo, circunstancia que el acusado, "con ánimo de acabar con su vida", aprovechó para dispararle en dos ocasiones, alcanzándole los proyectiles en el tórax y en la pierna.

El procesado huyó del lugar refugiándose en su domicilio, que se encontraba en la misma calle y en el que posteriormente fue arrestado por la Policía. El inculpado no tenía licencia de armas ni guía de pertenencia para la pistola que utilizó para disparar, una semiautomática marca Glock. Los agentes encargados de la investigación se encontraron en el lugar de los hechos hasta 12 vainas percutidas.

Según el fiscal, el joven herido sufrió lesiones graves en hemotórax y en el cuadríceps izquierdo "que pusieron en grave peligro" su vida, y pudieron producir "riesgo vital" por la hemorragia producida por los impactos de bala si no hubiera sido atendido a tiempo por los servicios médicos.

Además de la pena de cárcel y la indemnización, el Ministerio Público solicita que el acusado no pueda acercarse a la víctima por un periodo de ocho años.

Consulta aquí más noticias de Granada.