CC OO alerta de que el Consorcio prepara otro 'tarifazo' en los precios del transporte público

  • Según el sindicato, la subida podría alcanzar el 10%.
  • Se basa en que el Consorcio espera ingresar 103 millones de euros más en 2012 por la venta de billetes, pese a que se espera que haya menos pasajeros.
Un grupo de viajeros en el metro.
Un grupo de viajeros en el metro.
JORGE PARÍS

El Consorcio Regional de Transportes prepara para 2012 una revisión al alza del precio del transporte público. El ente, responsable de la gestión de los medios colectivos en la región, se reunirá a lo largo del mes de noviembre para aprobar sus cuentas y, con ellas, una subida que el sindicato CC OO teme que alcance el 10%.

La razón de esta sospecha es que los presupuestos de la Comunidad de Madrid contemplan para el año 2012 que el Consorcio ingresará 103 millones de euros más que en 2011 por la venta de billetes, pasando de 950 millones que contemplaban las últimas cuentas públicas a 1.053 el próximo año.

Este incremento solo puede darse mediante dos vías, bien porque las tarifas suban, o bien porque crezca el número de madrileños que cogen el transporte público.

"Si tenemos en cuenta que los usuarios no han dejado de bajar desde 2008 (el Consorcio espera una bajada de 2,3 millones de pasajeros en Metro solo para este año) y que las previsiones son que en 2012 sigan cayendo, lo único que podemos pensar es que los precios van a subir", explica a 20Minutos.es Manuel Fernández Albano, representante de CC OO en el Consorcio.

El esquema se repite

Tanto el Consorcio como la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid niegan que la decisión esté tomada. Sin embargo, este esquema de subida de precios viene repitiéndose en los últimos años.

El 1 de enero de 2008, los billetes de transporte subieron un 4,1% de media. En agosto del mismo año, el Consorcio repercutió en el bolsillo de los consumidores el alza del precio de los combustibles incrementando las tarifas otro 3,27%. En enero de 2009, los madrileños pagaron un 5% más en virtud de la revisión anual. En total, los billetes se encarecieron casi un 10% en doce meses.

En enero de 2010 se dio la 'congelación' de precios, salvo en el caso del metrobús (billete de diez viajes), que se incrementó un 21,7%, de los 7,40 a los 9 euros.

En 2011 se repitió la situación, ya que las tarifas solo subieron el 2,4%, lo correspondiente al IPC. Los únicos billetes que mantuvieron su coste fueron los sencillos de Metro y autobús (los menos utilizados), el abono de la tercera edad y el de discapacidad. Sin embargo, el 1 de agosto el ticket sencillo se revalorizó un 50%, pasando de 1 euro a 1,50.

El billete no es suficiente

En el fondo de esta subida de precios se encuentra la necesidad de inyectar más dinero al sistema de transporte público para hacerlo sostenible y mantener la calidad.

En la actualidad, los ciudadanos solo pagan de forma directa (vía pago del billete) el 40% del coste real de lo que cuesta un desplazamiento en transporte público. El resto se sufraga vía impuestos. Los sindicatos y las asociaciones de consumidores reclaman que los "fallos" en la planificación y la gestión del transporte público no los paguen los usuarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento