Paul Mc Cartney y Heather Mills
Paul Mc Cartney y Heather Mills ©Korpa Korpa

El divorcio de su esposa, Heather Mills, podría convertirs en uno de los más onerosos de la historia. La fortuna de  Paul McCartney, estimada en  unos 800 millones de libras (1.204 millones de euros) podría verse considerablemente reducida por culpa de la separación, informa hoy la prensa británica.

La pareja anunció ayer en un comunicado su separación "amistosa", tras cuatro años de matrimonio y una hija de dos años en común.

Los expertos legales del país apuntan hoy que esa separación podría convertirse en la mayor batalla judicial por divorcio en el Reino Unido, ya que la pareja no pactó en su día ningún acuerdo prematrimonial y Mills podría exigir unos 200 millones de libras, trescientos millones de euros,  de la fortuna de McCartney, el músico más rico del país.

A pesar de que en ocasiones la prensa británica ha tachado a Mills de "cazafortunas", McCartney, de 63 años, negaba anoche en su página web esta acusación y defendía a su ex pareja.

Además, Mills, 25 años más joven que el músico, ha declarado que ella quiso firmar un acuerdo prematrimonial, que protegería la fortuna del músico, pero que McCartney lo rechazó porque era algo "muy poco romántico".

Heather y Macca permanecen atentos a un caso de divorcio similar al suyo que podría sentar jurisprudencia

Según los rotativos, la ex pareja estaría esperando con atención la resolución de un importante caso de divorcio, cuya sentencia se fallará la próxima semana y que podría afectar a la separación de McCartney y Mills.

En ese caso, un financiero británico ha recurrido a la Cámara de los Lores un veredicto judicial que reconocía el derecho de su esposa a recibir la cuarta parte de su fortuna por un matrimonio que sólo duró dos años y nueve meses.

Tanto si se resuelve de forma positiva para el empresario como si favorece a su mujer, el caso podría tener importantes repercusiones en el divorcio del músico y la ex modelo.

Heather Mills es la segunda esposa de McCartney, que se quedó viudo tras la muerte por un cáncer de pecho en 1998 de su primera pareja, Linda Eastman, con la que estuvo casado durante 29 años y tuvo tres hijos.

Tras tres años de noviazgo, el ex Beatle y Mills pasaron por el altar en el año 2002 y celebraron su unión con una fastuosa boda en el castillo Leslie de Irlanda.

Durante los cuatro años de matrimonio, la pareja ha sido centro de rumores y especulaciones en la prensa por lo que parecía una tempestuosa relación en la que el carácter inquieto de Mills chocaba con el apacible McCartney.