El tren directo a Madrid sale casi vacío

28 pasajeros estrenan los Alvia, entremés del AVE que llegará en 2007.
Uno de los vagones del nuevo tren directo a Madrid, ayer, casi vacío, poco antes de salir de la estación de Sants.
Uno de los vagones del nuevo tren directo a Madrid, ayer, casi vacío, poco antes de salir de la estación de Sants.
Hugo Fernández
Las 238 plazas del primer tren directo entre Barcelona y Madrid iban ayer casi vacías. 28 pasajeros, según se podía contar, y algunos técnicos de Renfe, optaron por coger este tren nuevo y dotado con la última tecnología. La compañía se limitó a decir que iba «al 50%».

Muy puntual, el tren partió del andén 4 de Sants a las 15.30 h. Diez minutos antes había salido otro tren desde la estación de Atocha en Madrid. Ambos trayectos fueron cubiertos en 4.25 horas.

Tarek regresó a Madrid, después de visitar a su familia que reside en Barcelona. Se mostró satisfecho por la reducción del tiempo del viaje, aunque la duración no le preocupa. A Flo sí, por lo que eligió este convoy porque no para en Tarragona, Lleida y Zaragoza. «Lo encontré por Internet. Pregunté en información pero no me lo supieron confirmar», explicó ya en el andén, minutos antes de subirse: «Es muy cómodo y confortable».

Rebeca y Fernando creen que deberían aumentar los trayectos directos «porque son dos ciudades muy grandes», pero matizan que si el trayecto no se reduce a «dos horas y media» no será competitivo con el puente aéreo.

La mayoría parecía encantada de la velocidad del tren (200 km/h) y sólo un viajero, Jard, un turista de 22 años, se quejó del precio en clase turista (63 euros), «que debaría ser más barato».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento