Desalojado un edificio de Blanes de cuatro plantas por problemas en el subsuelo

Un edificio de cuatro plantas de Blanes ha sido desalojado por problemas en el subsuelo producidos después de las intensas lluvias que se registraron en este municipio durante la madrugada del domingo al lunes, según ha explicado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Miguel Lupiaño.
Edificio Desalojado En Blanes Por Problemas En El Subsuelo
Edificio Desalojado En Blanes Por Problemas En El Subsuelo
EUROPA PRESS

Un edificio de cuatro plantas de Blanes ha sido desalojado por problemas en el subsuelo producidos después de las intensas lluvias que se registraron en este municipio durante la madrugada del domingo al lunes, según ha explicado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Miguel Lupiaño.

El aviso se recibió a las 21.25 horas del miércoles y los 21 vecinos fueron desalojados. Cuatro dotaciones de los Bomberos se desplazaron al lugar y realizaron la revisión técnica del inmueble.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Lupiaño ha explicado que "la lluvia rompió una canalización provocando que la cimentación del edificio desapareciera", lo que, según el concejal, ha propiciado "que el edificio se haya movido".

Asimismo, ha descartado el derrumbe del inmueble, pero ha avisado de que se deben realizar los trabajos necesarios para "consolidar la cimentación del edificio y reparar la canalización" afectada.

Una de las vecinas desalojadas, Antonia Pagés, ha comentado que el pasado lunes detectó ya unas primeras grietas y avisó al Ayuntamiento que acudió al lugar, analizó el suelo y anunció a los vecinos que no había peligro.

No obstante, la vecina ha explicado que este miércoles un vecino "levantó una baldosa, vio una grieta" y volvió a avisar al consistorio que, tras analizar de nuevo el suelo, concluyó que el riesgo había aumentado y que los vecinos deberían abandonar sus casas.

"Miraron y dijeron que no podíamos pasar, que recogiéramos las cosas y que nos fuéramos a un hotel", ha indicado.

No saben cuando volverán a casa.

Por su parte, otra de las vecinas, Mercedes Reynola, ha recordado que desde que aparecieron las grietas el lunes, los vecinos detectaron movimientos en el suelo de sus pisos.

En este sentido, ha indicado que "cuando pasaban los autobuses por la calle, el piso se movía".

Ha reconocido que cuando la desalojaron sufrió un "ataque de nervios" y no pudo evitar echarse a llorar. Asimismo, ha comentado que está preocupada porque no sabe cuando podrá volver a su casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento