Cuarta sesión del juicio por la muerte y desaparición de Marta del Castillo
Imagen tomada de monitor de la sala de prensa de la Audiencia de Sevilla, durante la declaración de Antonio del Castillo. EFE

Los padres de Marta del Castillo, Antonio y Eva, han protagonizado la cuarta sesión del juicio por la desaparición y el presunto asesinato de la joven sevillana. La declaración de los padres de Marta se produce justamente el día que se cumplen dos años y nueve meses de la desaparición de su hija. Es la primera vez que se ven las caras con el asesino confeso de su hija y con los otros tres imputados, a tan solo un metro de ellos.

No nos están dando la oportunidad de enterrar a Marta Antes, el abogado de los padres ha pedido un careo entre el asesino confeso, Miguel Carcaño, y su presunto cómplice Samuel Benítez, con objeto de "agotar las posibilidades que ofrece la ley para conocer el paradero del cuerpo de Marta" y por las "contradicciones" en torno a "quiénes y cómo" hicieron desaparecer el cuerpo de la joven.

Al careo no se han opuesto ni el fiscal ni la defensora de Carcaño ni el letrado de Benítez, aunque este último ha recordado que ya se hizo en la fase de instrucción y no aclaró nada.

El tribunal encargado de enjuiciar el caso de la desaparición y presunto asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo ha aceptado realizar un careo entre el asesino confeso, Miguel Carcaño, y su supuesto cómplice, Samuel Benítez.

Un careo de cinco minutos

¿Quién te crees que soy, Forrest Gump?El careo apenas ha durado cinco minutos. Ambos se han mantenido sentados uno junto al otro sin mirarse. El juez les ha instado a que entre ellos expliquen los hechos y les ha pedido que no haya insultos ni amenazas.

En el careo Miguel le ha pedido a Samuel que diga dónde está Marta: "lo único que te quiero decir es que digas dónde está Marta" y le ha acusado de ser un "pasota". Samuel le ha contestado "se cree el ladrón que todos son de su condición" y que nadie puede creerse en la sala que alguien se preste a ayudar a otro que ha matado a alguien.

Miguel le ha exigido a continuación que demuestre lo que dice y Samuel le ha recriminado que él solo lo demostrará al juez y "a sus compañeros". Insiste en que él estaba en Montequinto (Dos Hermanas) y que no pudo ir corriendo hasta Sevilla. "¿Quién te crees que soy, Forrest Gump?" dijo Samuel.

Miguel le ha dicho a Samuel: "en esa época tú eras más listo que yo, por eso yo estoy en la cárcel y tu fuera". Carcaño ha estado muy tranquilo, mientras que Samuel ha estado alterado y el juez ha tenido que llamarle la atención. "Disculpe, es que me hierve la sangre", le ha contestado. Cuando han terminado, Samuel ha resoplado y se ha santiguado.

"Estoy desesperado por encontrar a mi hija"

En su declaración, Antonio del Castillo ha vuelto a recordar lo que sucedió durante el día 24 de enero. La última vez que vio a Marta fue en el portal de su casa con Miguel Carcaño, ha dicho. Asegura que estuvo un año con psicólogos y psiquiatras, pero que lo ha dejado porque las pastillas le atontan. Ha estado cuatro meses de baja laboral. “Estoy desesperado por encontrar a mi hija. No nos están dando oportunidad de enterrar a Marta”, ha reconocido. Asegura que si apareciera el cuerpo de su hija se rebajaría “mucho” su sufrimiento.

Una hora después ha sido el turno de la madre de Marta, Eva. Con aspecto tranquilo, la mujer ha explicado que ha estado en tratamiento psicológico desde que desapareció Marta. Ahora, dice, está "muy hundida". Para ella, es muy importante "recuperar lo que quede del cuerpo de mi hija". Cuenta al juez que cada versión de Miguel Carcaño, asesino confeso, es "una tortura infinita".

Su marido le dijo que no se preocupara, que Marta no había sufrido porque le habían dado un golpe, pero "tener que escuchar que la han violado, que la han estrangulado... cada vez te hundes más", dice. Eva asegura que el hecho de que le devuelvan el cuerpo de su hija "sería un alivio".

Tanto el padre como la madre han dicho en el juzgado que sobre las 23.40 horas del 24 de enero de 2009 hablaron con Samuel Benítez, que les dijo que Miguel Carcaño había dejado a Marta en su casa a las 00.00 horas (y todavía no eran las doce). Al final de su declaración, la madre se ha levantado sin mirarles a la cara, pero cuando ya los ha sobrepasado se ha dado la vuelta para mirar la espalda de Miguel Carcaño.

Amigas de Marta testifican con biombo

Es el turno de las amigas de Marta que han pedido que pongan un biombo entre ellas y los acusados. La primera ha descrito a Miguel como "el típico tío chulo, ni bueno ni malo". De Samuel ha dicho que "era bueno, hacía lo que podía por ayudarte, pero nos hemos llevado una gran decpeción al ver que está metido en todo".

Se cumplen dos años y nueve meses de la desaparición de Marta del Castillo También está previsto que declare este lunes el tío de la víctima, Javier Casanueva, una declaración ésta última que estaba inicialmente prevista para el día 3 de noviembre, aunque finalmente se adelantó a este lunes tras solicitarlo el abogado de la familia, José María Calero, con el objetivo de que declaren todos el mismo día y, a partir de ese momento, ya puedan entrar en la sala para seguir la vista oral.

Tan solo una decena de personas de la Plataforma Todos Somos Marta se han acercado este lunes a los juzgados. Pepi Martín es una de ellas. Conoce a la familia desde hace 40 años. La indignación y la desesperanza se mezclan en su voz. “La Justicia está fallando a esta familia. El cuerpo no se va a encontrar”, dice. Aunque la esperanza es lo último que se pierde. “Siempre confías en que alguno se desmorone en el último momento o que digan algo creyendo que nadie les escucha”, comenta. Asegura que la familia está destrozada, “las otras dos hijas están muy mal, todos están sufriendo muchísimo”, asegura.

Los padres de Marta han seguido las declaraciones de los testigos en primera fila, sentados junto al abuelo, ya como público.

Declaración de 'El cuco' este martes

'El cuco no va a aportar nada nuevo, porque sería meter a los demás por medio Ya en la jornada del martes, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla acogerá la declaración de tres testigos, entre ellos 'El Cuco', aunque el padre de Marta no espera que diga dónde está el cuerpo de su hija. "No va a aportar nada nuevo, porque sería meter a los demás por medio, cosa que no ha querido nunca", aseveró Antonio del Castillo en una rueda de prensa ofrecida este viernes en la puerta de su portal, en la calle Argantonio.

Por último, en la jornada del miércoles comparecerán nueve testigos, entre ellos siete funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, según el guión del juicio elaborado por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, en el cual se estima que la vista oral se celebre, a lo largo de un total de 20 sesiones, hasta el próximo día 30 de noviembre.

El juicio, para el que se han acreditado 40 medios de comunicación y alrededor de 150 periodistas, comenzó el pasado lunes con las cuestiones previas, destacando la solicitud de la familia de Marta para que el tribunal plantease una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC) por el hecho de que haya habido dos juicios, uno contra 'El cuco' y el que se sigue estos días contra el resto de imputados.

Sin noticias de dónde está el cuerpo

Todas estas cuestiones fueron rechazadas, en la jornada del martes, por el tribunal, al igual que la nulidad del procesamiento y de las escuchas solicitada por el abogado del hermano del asesino confeso, Francisco Javier Delgado. Una vez estas cuestiones previas fueron resueltas, comenzó la declaración del asesino confeso, Miguel Carcaño, quien reconoció haber matado a Marta tras golpearla una sola vez en la zona de la sien con un cenicero que tenía en la mesa del ordenador de su cuarto de la vivienda de León XIII.

Ninguno de los cuatro imputados dice dónde está el cuerpo de Marta No obstante, negó que la violara y dijo que fueron Samuel y 'El cuco' quienes se deshicieron del cuerpo en un coche conducido por el primero de ellos, a donde la trasladaron sin tapar en una silla de ruedas que guardaba en su vivienda. Por ello, dijo desconocer dónde está el cuerpo de Marta del Castillo, aunque Samuel "me comentó algo del río" Guadalquivir "pero no me especificó el sitio". "¿Dónde está el cuerpo?", le preguntaron tanto el fiscal como su abogada, Paloma Pérez, al concluir sus interrogatorios, a lo que el acusado volvió a contestar: "No sé".

En la jornada del miércoles prestaron declaración los otros tres acusados, quienes negaron su participación en la tareas para hacer desaparecer el cuerpo de la joven y coincidieron en señalar que no saben dónde está el cadáver, que se buscó de manera infructuosa en el río Guadalquivir, el vertedero de Alcalá de Guadaíra o en una zanja de la localidad de Camas, cercana al domicilio de la menor con la que Miguel Carcaño mantuvo una relación sentimental.

Samuel "nunca" estuvo en el piso

En este sentido, el fiscal del caso concluyó los interrogatorios de los tres acusados con la misma pregunta: "¿Dónde está Marta?", a lo que María García contestó: "No lo sé"; Francisco Javier Delgado: "Es algo que no sé ni he sabido nunca", y Samuel Benítez: "No sé dónde está el cuerpo de Marta ni le he preguntado a ninguno de ellos -en referencia a los otros tres imputados- dónde está" el cadáver.

De este modo, Samuel explicó que el 24 de enero de 2009 estuvo en Montequinto e insistió en que, ese día, "nunca pisé" el domicilio de León XIII donde se produjo el crimen, por lo que todo lo afirmado por Carcaño en cuanto a su participación en la desaparición del cuerpo "es totalmente mentira". "Declaré que arrojamos el cadáver al río por las coacciones y amenazas" de la Policía, pues "en el momento de mi detención me dijeron que, o me inculpaba, o irían a por mis padres o por la que era entonces mi novia".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.