Dos cooperantes españoles y una italiana han sido secuestrados en Tinduf, Argelia

Fotografía que aparece en la web de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura de la cooperante Ainhoa Fernández de Rincón, secuestrada junto al también cooperante español Enric Gonyalons y a la italiana Rosella Urru en la localidad argelina de Rabuni.
Fotografía que aparece en la web de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura de la cooperante Ainhoa Fernández de Rincón, secuestrada junto al también cooperante español Enric Gonyalons y a la italiana Rosella Urru en la localidad argelina de Rabuni.
EFE

Dos españoles y una italiana, miembros de organizaciones no gubernamentales europeas que trabajan en los campos de refugiados saharauis, fueron secuestrados en la noche del sábado en Rabuni (Argelia), cerca de los campos de refugiados saharauis de Tinduf, según el Ministerio de Información de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Los secuestrados españoles son Ainhoa Fernández de Rincón, miembro de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, y Enric Gonyalons, miembro de la organización española Mundubat. La tercera cooperante secuestrada, de nacionalidad italiana, es Rosella Urru.

Según la RASD, los secuestradores entraron desde Mali y atacaron la sede de la recepción de extranjeros en los campamentos de refugiados al oeste de Tinduf. Los secuestradores, que utilizaron un vehículo todoterreno y armas de fuego, abandonaron el lugar del secuestro por la misma vía. Según fuentes del Frente Polisario para RNE, los secuestradores hirieron de bala al cooperante español.

Las autoridades saharauis han puesto en marcha un operativo para perseguir a los secuestradores y han incrementado la seguridad en el lugar en el que se aloja el resto de los cooperantes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español está recabando también todos los datos en relación con esta acción. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, está en contacto desde Bruselas con su ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, para conocer los datos que tiene el Ejecutivo sobre el secuestro de los dos cooperantes españoles.

Secuestrados por 10 "terroristas"

Según un comunicado del RASD, los secuestradores de los tres cooperantes son "terroristas". Los tres estaban alojados en los llamados "campamentos de huéspedes" en Tinduf cuando apareció desde el este un grupo armado en un vehículo que, tras intercambiar disparos con los guardianes saharauis que custodiaban el campo, se llevaron a los tres secuestrados.

Se ignora quiénes puedan ser los secuestradores, ya que el comunicado solo los califica de "terroristas", en probable alusión a los extremistas islámicos. Fuentes saharauis hablan de unos 10 terroristas, que llegaron con dos vehículos todo terreno y tenían conocimiento preciso de la ubicación de los pabellones en los que se alojan los cooperantes europeos, así como de las vías de salida en una noche cerrada y en una zona en la que se circula por medio del campo.

El grupo de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) es activo en todo el sur de Argelia, Mali y Mauritania, países donde ha protagonizado varios secuestros, pero hasta ahora no había llevado a cabo ninguna operación similar en la zona de los campos de refugiados saharauis controlados por el Frente Polisario.

Opusieron resistencia

Según relatan algunos de los compañeros de los cooperantes españoles, ambos pusieron resistencia cuando fueron atacados por hombres armados vestidos de militares. Juan Bedialauneta, cooperante de la ONG Hegoa, que trabaja en un centro de jóvenes en el campamento de Esmara (Sáhara), ha explicado que Ainhoa se encerró en su módulo y llamó a una compañera que estaba fuera del recinto y le dijo que había hombres armados, vestidos de militares.

En otro módulo, el número 3, se encontraba Gonyalons, que "al parecer estaba leyendo, porque había un libro en el suelo, y también parece ser que opuso resistencia", añadió el cooperante. Fuentes de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) afirman que podría estar herido, mientras que Efe constató que en la entrada del módulo había manchas de sangre y un casquillo de bala.

Rosella Urru, por su parte, se encontraba en el módulo uno y estaba sola cuando fue secuestrada.

En el lugar en el que se ha producido el secuestro hay dos pabellones y en cada uno diez módulos, que alojan a la veintena de cooperantes que actualmente trabaja en los campamentos.

"La estrategia estaba bien pensada, creo que querían llevarse a más", dijo el cooperante Juan Bedialauneta, residente en el módulo de donde se produjeron los secuestros, para quien si no lo lograron fue porque en el momento del asalto llegó un vehículo. Los secuestradores redujeron y maniataron a las dos vigilante de las instalaciones y después se dirigieron al primer pabellón, donde secuestraron a los tres cooperantes.

Condenan el secuestro

Mohamed Akeik, responsable de seguridad de la RASD, ha condenado "profundamente" este secuestro. "Después de todo lo que ha ocurrido en Libia y del armamento que ha salido de allí se temía que hubiera un aumento de las acciones terroristas, al tener más medios que facilitan este tipo de operaciones", aseguró.

Según Akeik, "se esperaba un aumento del terrorismo en la región, pero no en esta zona", cuya seguridad es responsabilidad de la RASD.

El responsable de la RASD quiso tranquilizar a los demás cooperantes, al asegurar que se había reforzado la seguridad en los campamentos.  "Se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias para el resto de los cooperantes, que pueden sentirse tranquilos", dijo. "Vamos a garantizar la seguridad de los amigos del pueblo saharaui", insistió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento