El nuevo Gobierno belga recortará la dotación a los príncipes Astrid y Lorenzo

  • Es una vieja recomendación del Senado de Bélgica.
  • Piden que se supriman todas las dotaciones, salvo las del rey Alberto II y su sucesor.
  • La medida busca "mejorar la transparencia y el control respecto a las cuentas públicas de la Casa Real".
La reina Paola de Bélgica recibe un ramo de flores mientras asiste a la inauguración de un edificio en Gante, Bélgica.
La reina Paola de Bélgica recibe un ramo de flores mientras asiste a la inauguración de un edificio en Gante, Bélgica.
KURT DESPLENTER / EFE

El acuerdo al que han llegado socialistas, liberales y democristianos flamencos y francófonos para formar un nuevo Gobierno en Bélgica incluye un recorte en las dotaciones a la Casa Real que afectará directamente a los príncipes Astrid y Lorenzo.

El apartado "Ética política" de este acuerdo se hace eco de una vieja recomendación del Senado belga que pide que se supriman las dotaciones, salvo para el rey y su sucesor así como a sus consortes, lo que dejará fuera a los príncipes.

La medida, que no se hará efectiva hasta que el rey Alberto II pase el testigo a su hijo Felipe, busca "mejorar la transparencia y el control respecto a las cuentas públicas de la Casa Real", según el compromiso del futuro Gobierno.

'Enfant terrible'

Astrid y Lorenzo ya fueron privados del asiento de "senador de derecho" al que tenían derecho hasta hace unos años solo por su calidad de príncipes.

Astrid, de 49 años y la única hija de los reyes Alberto II y Paola, es directora de la Cruz Roja en Bélgica.

Lorenzo, de 47 años, ostenta el título de enfant terrible de la familia por hechos como el que protagonizó el pasado mes de abril, cuando viajó al Congo, antigua colonia belga, sin el permiso del Parlamento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento