EE UU trata de convencer a la ONU de la implicación iraní en la trama terrorista

  • Irán rechaza las "acusaciones infundadas".
  • Arabia Saudí condena el complot y acusa a Irán.
  • Hillary Clinton dice que negocian enviar una "señal muy fuerte" a Irán.
  • EE UU asegura que Irán pagó 1,5 millones de dólares a los detenidos.
Dibujo de Manssor Arbabsiar en los juzgados de Manhattan.
Dibujo de Manssor Arbabsiar en los juzgados de Manhattan.
Jane Rosenberg / REUTERS

EE UU insiste en la implicación iraní en el complot terrorista desarticulado por el FBI y la DEA para matar al embajador saudí en Washington. Para tratar de demostrar su tesis, EE UU ha iniciado contactos con los distintos miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas y les ha presentado un "informe detallado". Arabia Saudí ha condenado el complot y ha acusado a Irán del mismo.

Las autoridades estadounidenses anunciaron este martes la desarticulación de una trama vinculada a Irán para cometer "acto terrorista en Estados Unidos", que incluía también bombas contra la legación israelí. Dos hombres, que presuntamente trabajan para "entidades del Gobierno iraní", fueron acusados de conspirar para perpetrar esos atentados.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Susan Rice, se ha reunido este miércoles con algunos de los 15 miembros del máximo órgano internacional de seguridad. De momento EE UU no ha dicho si pedirá al Consejo de Seguridad que se pronuncie sobre ese complot. De momento, EE UU ha anunciado sanciones contra la aerolínea comercial iraní Mahan, a la que acusa de dar apoyo a la Fuerza Qods de la Guardia Revolucionaria iraní.

El representante ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, ha señalado  que la denuncia estadounidense le parecía "más bien extraña, aunque yo no soy ningún experto", y dijo esperar a conocer más detalles en su reunión con Rice. Un diplomático del Consejo, solicitando la condición de anonimato, ha asegurado a EFE que "no es un misterio para nadie que Irán plantea amenazas para la paz y la seguridad internacionales".

Por su parte, el acusado Irán ha reiterado que no está involucrado en esa trama. "Rechazamos categóricamente esas acusaciones infundadas", ha asegurado el encargado de prensa de la representación diplomática iraní ante la ONU.

Los presuntos conspiradores

Los dos presuntos conspiradores fueron identificados como Manssor Arbabsiar y Gholam Shakuri y habrían recibido un millón y medio de dólares del Gobierno iraní para cometer los atentados, informó Holder en Washington.

Arbabsiar, que fue detenido el pasado 29 de septiembre en Nueva York y cuenta con nacionalidad estadounidense, confesó que trabajaba para la Guardia Revolucionaria Iraní, mientras que Shakuri, que reside en Irán, sigue en libertad, indicó el Fiscal General de EEUU.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) descubrieron el complot cuando uno de los sospechosos se puso en contacto en México con un informante de la segunda oficina, al que creía miembro de un cartel del narcotráfico, con el objetivo de pedir asistencia para asesinar al embajador saudí.

"Aislar aún más a Irán"

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró que EEUU estudiará nuevas medidas para "aislar aún más a Irán de la comunidad internacional", a raíz de su supuesta implicación en el intento de asesinato del embajador saudí.

"Consultaremos con nuestros amigos y aliados en todo el mundo sobre cómo enviar una señal muy fuerte de que este tipo de acción, que viola las normas internacionales, debe terminar", dijo Clinton a los periodistas tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Montenegro, Igor Luksic.

Clinton no precisó si el Departamento de Estado aumentará sus sanciones contra Teherán, como sí hizo hoy el Tesoro, al prohibir a los estadounidenses cualquier transacción con cinco individuos relacionados con la trama terrorista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento