El Gobierno de EEUU tiene una gigantesca base datos de llamadas telefónicas de particulares

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA), experta en espionaje electrónico, ha acumulado una gigantesca base de datos de llamadas telefónicas de millones de ciudadanos estadounidenses, según el diario "USA Today ".
Bush
Bush
Jim Young/Reuters

La agencia que dirige Michael Hayden, el hombre designado próximo director de la CIA, ha estado durante meses en el centro de la polémica desde que se supo que espiaba llamadas telefónicas y correos electrónicos internacionales de ciudadanos sospechosos de terrorismo.

Bush insistió en su día en que la campaña de la NSA afectaba sólo a llamadas internacionales, no a las de dentro del país
El presidente de EEUU, George W. Bush, insistió en su día,
en defensa del programa, en que la campaña de la NSA se concentraba exclusivamente en llamadas internacionales.

"En otras palabras", explicó Bush, "uno de los participantes en la comunicación tiene que estar fuera de EEUU".

A raíz de las palabras de Bush se creyó que las llamadas dentro de EEUU estaban fuera del radar y eran por lo tanto privadas.

Más espionaje del que se reconoce

Pero el "USA Today" asegura hoy que las tareas de espionaje son más amplias de lo que se pensaba.

Según el diario, la agencia ha almacenado miles de millones de llamadas nacionales de ciudadanos comunes que, en su mayoría, no son sospechosos de haber cometido crimen alguno.

El diario estadounidense puntualiza que el programa no implica que la NSA escuche o grabe las conversaciones.

La agencia ha almacenado miles de millones de llamadas nacionales de ciudadanos que no son sospechosos de nada
Según el "USA Today", el objetivo de la campaña es
analizar patrones de llamadas para detectar posibles actividades terroristas.

Aun así, el periódico hace hincapié en que los clientes de AT&T, Verizon y BellSouth (las tres compañías que participan en el programa) saben a partir de ahora que el Gobierno tiene un detallado historial de todas las llamadas que hacen dentro de EEUU.

Estas tres compañías de telecomunicaciones tienen un contrato con la NSA, según el artículo publicado hoy, que indica que la campaña comenzó en el 2001, poco después de los atentados terroristas que tuvieron lugar el 11 de septiembre de ese año en Estados Unidos.

La agencia no escucha, ni graba, las conversaciones, solo las almacena
L
a Casa Blanca aseguró, en declaraciones al "USA Today" que todas las actividades de espionaje que lleva a cabo el Gobierno son "
legales y necesarias" para localizar a terroristas afiliados al grupo Al Qaeda.

Al igual que ocurrió con el programa de escuchas internacionales, la NSA realiza esta campaña de seguimiento de llamadas sin autorización judicial, según el "USA Today".

La diferencia en este caso sería que la agencia no escucha, ni graba, las conversaciones.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento