Un tratamiento de 12.000 euros puede cambiar la vida de David, que padece una discapacidad del 70%. Es de Callosa de Segura (Alicante) y tiene 9 años. Su tono muscular está flojo, lo que le impide andar o vestirse solo. Además, necesita un ordenador para escribir en el colegio.
En A Coruña se practica un tratamiento único de la hormona del crecimiento que puede mejorar su calidad de vida, pero es muy costoso. Por ello, sus padres piden ayuda. David y su madre, María José, se trasladarían allí después de Navidades para recibir durante cuatro meses este tratamiento.
El objetivo es que vaya recuperando movilidad para que pueda valerse por sí mismo y no necesite la ayuda de nadie en su día a día.
"David es dependiente total. Tuve que dejar el trabajo para poder dedicarme a él al cien por cien", explicó su madre a 20 minutos.
Con este tratamiento, si sale bien, David conseguiría avanzar poco a poco, pero necesitarían otros 3.000 euros al mes para poder hacer frente a los pagos de la clínica y al alojamiento en A Coruña, esta vez sin fecha de retorno. "Yo me daría por satisfecha con que David evolucionara, aunque fuera un poco, ya que para él sería un gran avance. Somos conscientes de que nosotros no vamos a estar toda la vida con él. No tiene hermanos y queremos que pueda valerse por sí mismo. Siempre hay esperanza", aseguró María José.
De momento llevan recaudados 1.105 euros de donativos que ha ido haciendo la gente a través de su web: http://www.gurusql.com/EsperanzaParaDavid/. Además, llevan a cabo actos benéficos.
A David le encanta poder ver los partidos de fútbol junto a su familia y sueña con poder jugar alguna vez a su deporte favorito.

Consulta aquí más noticias de Valencia.