Melanie Griffith y Antonio Banderas
Antonio Banderas abraza a su mujer, Melanie Griffith, en la alfombra roja del Festival de Cannes. Eric Gaillard / Reuters

"Tuvo adicción a las pastillas. Pero de eso hace ya tres años", comenta Antonio Banderas sin pelos en la lengua sobre las adicciones de su mujer, Melanie Griffith. El actor ha reconocido los problemas matrimoniales que ha tenido por culpa de las drogas. Admite que han tenido serios altibajos pero gracias al apoyo familiar y al amor que sienten el uno por el otro, hoy son tan felices como el primer día.

Empecé con pastillas para el dolor cuando me lastimé la rodilla esquiando y seguí tomándolasha conseguido dejar atrás su oscuro pasado marcado por las adicciones. Tanto su marido como sus hijos, han sido un apoyo fundamental para que la actriz haya conseguido pasar página aunque reconoce que no ha sido un camino fácil.

"Antonio fue un apoyo en la medida en que puede serlo, pero si no eres un alcohólico o un drogadicto, y te das cuenta de que tu mujer está mal, es difícil de abordar. Fue muy extraño para él. La adicción es mía, no suya", confesaba en la revista AARP The Magazine.

El pasado hollywoodiense de Melanie Griffith está marcado por serios problemas con drogas y alcohol, algo que superó cuando Antonio Banderas llegó a su vida.

Sin embargo, hace tres años volvió a recaer según ha explicado ella misma: "Empecé con pastillas para el dolor cuando me lastimé la rodilla esquiando y seguí tomándolas. Los niños lo sabían y Dakota y Stella le pidieron a Antonio, que se encontraba en Londres, que volviera. Me fui a rehabilitación durante tres meses".

La familia, una ayuda fundamental

El núcleo familiar al completo ha ayudado a Melanie a superar sus adicciones, de hecho, su marido afirma que han hecho todas las terapias juntos ya que tal y como opina Banderas: "Ocultar es peor, porque los niños son muy inteligentes". "Si no se habla abiertamente de los problemas es malo. Afecta al matrimonio y a los hijos", añade.

Han tenido mucho problemas en su matrimonio, "tantos como el que más" señala el actor, pero han conseguido sortearlos y hoy por hoy son una de las parejas más estables y unidas de Hollywood.