BRICS
Los ministros de Finanzas de los BRICS, en una reunión en Washington. Yuri Gripas / REUTERS

Los principales países emergentes o BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) mostraron este jueves su "preocupación creciente" por la grave crisis de la deuda soberana en la zona euro, pero evitaron abordar la idea de una ayuda financiera inmediata a esos países.

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los cinco países se reunieron en Washington, la víspera de las asambleas anuales del FMI y el Banco Mundial, para alertar sobre el impacto mundial que la crisis europea puede tener, si no se toman ya medidas decididas. En un comunicado publicado tras las reunión, los países emergentes advierten de que el problema de la deuda en los países avanzados y las dudas que rodean a sus planes de ajuste fiscal a medio y largo plazo "están creando un clima de incertidumbre para el crecimiento mundial".

Por otro lado, "la excesiva liquidez" derivada de las políticas agresivas que han emprendido algunos bancos centrales para estabilizar sus mercados internos "se está desbordando a los mercados emergentes" y provocando una "excesiva volatilidad de los flujos de capital y de los precios de las materias primas". El "problema inmediato", según los emergentes, es "devolver el crecimiento a los países desarrollados".

"Es fundamental que las economías avanzadas adopten políticas financieras y macroeconómicas responsables, eviten crear excesiva liquidez a nivel global y lleven a cabo reformas estructurales que impulsen el crecimiento, creen empleo y reduzcan los desequilibrios", afirma el comunicado. Los BRICS recordaron los esfuerzos que ellos están haciendo para sostener el crecimiento.

FMI y BM

Por otro lado, el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) reiteraron sus advertencias de nueva recesión en las economías avanzadas y alertaron sobre las crecientes "tentaciones proteccionistas" en las economías emergentes.

No tomen decisiones estúpidas Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, dijo que los países emergentes, tanto en Asia como en Latinoamérica, deben evitar las "tentaciones proteccionistas" que pueden aparecer fruto del descenso de la demanda internacional. "No tomen decisiones estúpidas, no dejen que el mundo caiga en el proteccionismo", dijo Zoellick quien recomendó mantener la vista puesta en los "motores de crecimiento a largo plazo". Asimismo, el presidente del Banco Mundial aseguró que los líderes de las economías avanzadas deben actuar "cuanto antes" para evitar que la crisis se extienda a los países en desarrollo al señalar que la inacción y las políticas a corto plazo sería "irresponsable".

En su informe de 'Perspectivas Mundiales Globales', el FMI aseguró que las economías emergentes clave, como China, no están contribuyendo de manera "suficiente" a elevar la demanda interna e instan a las autoridades a apreciar la moneda para permitir este reequilibrio internacional.