Tha Sophat, un niño camboyano de un año y medio de edad, se alimenta directamente mamando de la vaca después de tener que abandonar la lactancia de su madre cuando ésta se fue a Tailandia en busca de trabajo, según ha informado el diario DailyMail.

La idea se le ocurrió cuando vio mamar a un ternero Una tormenta destruyó el hogar familiar de Tha Sophat, donde vivía con su madre. Ante la desesperante situación, la camboyana decidió ir a Tailandia en busca de trabajo y dejó al pequeño de 18 meses de edad en casa de su abuelo Um Oeung, en Nokor Pheas, a 195 kilómetros de la capital de Camboya.

Cuando dejó la lactancia materna, el niño cayó enfermo. La idea de succionar la leche directamente de la vaca se le ocurrió cuando vio a un ternero amamantándose de su madre. El abuelo intentó apartarle de la vaca, pero el niño comenzó a llorar y decidió dejarle que continuara.

Perjudicial para la salud

Um Oeung confiesa que Tha Sophat lleva alimentándose de esta forma desde el pasado julio, pero asegura que "su salud está bien, es fuerte y no tiene diarrea".

Sin embargo, las autoridades ya le han advertido de que esta actividad puede ser peligrosa para Tha Sophat a largo plazo y que debe animarle a que abandone ese hábito alimenticio. Um Oeung ha acatado la recomendación y desde este sábado ha reducido la toma del niño a una vez por día. Además, afirma que la vaca no se siente molesta cuando el niño mama, pero que si Tha Sphat persiste, podría tener consecuencias perjudiciales.