Imagen de archivo de una mudanza.
Imagen de archivo de una mudanza. ARCHIVO

Un hombre de 48 años ha muerto este viernes después de que el pasado miércoles día 7 le cayera encima un sofá que fue arrojado desde un balcón de un segundo piso mientras se hacía una mudanza.

Al comprobar que el sofá no cabía por la escalera se intentó sacarlo por el balcónSegún han informado los Mossos d'Esquadra, la policía ha imputado un delito de homicidio imprudente a Antonio A. A., de 55 años y vecino de Barcelona, que fue la persona que arrojó por el balcón el sofá, que impactó en la cabeza de Juan Antonio C. F.

El suceso ocurrió la tarde del pasado miércoles día 7 en la pequeña calle de Sant Pau, en el barrio del Raval de Barcelona. Al comprobar que el sofá que se quería trasladar no cabía por la escalera, se decidió sacarlo por el balcón, pero, según la policía, no se tomó ninguna precaución de seguridad.

Al parecer, uno de los hombre se colocó en la calle para advertir al otro de la presencia de viandantes e indicarle cuál era el momento más adecuado para dejar caer el sofá, pero por causas que se desconocen el sofá cayó sobre él. La víctima fue trasladada en estado muy grave al hospital, donde falleció.

Inicialmente, el presunto autor del homicidio fue detenido en el mismo lugar por una patrulla de la Guardia Urbana, que le imputó un delito de lesiones imprudentes, mientras que la policía autonómica se hizo cargo de las investigaciones.

Los Mossos d'Esquadra han confirmado que las dos personas no tienen vínculos familiares y que ambos estaban colaborando en la mudanza. Han imputado al detenido un delito de homicidio imprudente.

Por su parte, fuentes de la defensa de la familia del fallecido matizaron a 20minutos.es la version policial. Aseguran que "la víctima no mantenía ningún tipo de amistad con el detenido y que no estaba ayudando a llevar a cabo la mudanza ni tuvo ningún tipo de intervención en la misma".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.