Jugaba con su abuela "teatrera" a bailar y a disfrazarse, pero fue un profesor quien la introdujo en la interpretación. Nació en 1982, es de Matadepera (Barcelona) y ha participado en el último fenómeno del cine de Bollywood, la película Solo se vive una vez, que ya han visto más de 70 millones de personas en la India. Cuenta con la participación de Turismo de España y explica las tradiciones de los encierros y el flamenco para atraer turismo indio a nuestro país.

¿Cómo se le abrieron las puertas de Bollywood?
Por un casting que se hizo en Barcelona. Me llamó Pep Armengol y me dijo que buscaban una chica española.

¿Qué pensó? ¿Y su entorno?
Yo: ‘¡Ojalá me escojan!’. Mis padres se pusieron muy contentos y mis amigos se reían. Lo veían algo poco creíble y demasiado lejano.

El caso es que la película en la que participa es un taquillazo.
En cuanto lo supe me emocioné, porque nunca creí que el filme y yo pudiéramos triunfar tanto y fuera algo tan grande. Los actores con los que trabajé son estrellas y yo ni los conocía. Eso sí, veía cómo la infraestructura del rodaje era enorme. Mueven mucho dinero.

Cuidan más la estética de las películas aunque las historias sean más simples La rumba de la banda sonora es de una cantante andaluza y es la canción del verano en aquel país.
Todo el mundo la canta por la calle. Pero a ella, María del Mar Fernández, yo ni la conozco, porque no coincidimos en los días de rodaje.

¿Ha vivido el fenómeno fan entre los espectadores indios?
No, ni siquiera fui al estreno. Tampoco he visto la película.

¿Le gustaría?
Sería raro para mí y agobiante. Porque los actores famosos de allá no pueden ni salir a la calle. Allí no puedes hacer un papel que no sea de heroína. Si actúas de mala o de prostituta todos te ven así por la calle. De ahí que las tramas sean de personas buenas con un conflicto en el que al final acaba triunfando el amor y la alegría. También tienen cine indie.

¿Y cómo es ese cine?
Son historias más marginales que hablan de la realidad india. Pero son minoritarias porque los indios quieren ver alegría, colorido y felicidad.

¿Qué se traería a España de la industria de Bollywood?
Cuidan más la estética de las películas aunque las historias sean más simples.

Su personaje explica tradiciones muy españolas a un grupo de turistas indios. Reprodujeron la Tomatina de Buñol.
Y los sanfermines de Pamplona. Participé tres días en la recreación de la Tomatina. A los indios les gusta mucho esta fiesta porque tienen una parecida en la que se pintan el cuerpo con pigmento rojo.

¿Y se enamora su personaje?
Sí, de un chico indio en España de despedida de soltero.

¿Acaba triunfando el amor?
Sí, con baile de fin de fiesta incluido. Eso es lo único que rodé en la India.

BIO: Su primer papel destacado le llegó de la mano de Jesús Garay como una chica que se enamora de otra en Eloïse (2004). Acaba de rodar Insensibles, a las órdenes del debutante Juan Carlos Medina y prepara una obra de teatro.