Los médicos y enfermeros vuelven a la calle para pedir  mejoras en sus condiciones laborales y cambios en la normativa que regula su profesión. Para hacerse oír han escogido el mismo recorrido que eligieron los técnicos sanitarios el pasado 4 de noviembre (salen del Hospital Militar y pasan por el paseo de Zorrilla, María de Molina, Filipinos y Arco de Ladrillo) que colapsó el tráfico de la ciudad.

La protesta está programada a partir de las 19.30 h, con una duración estimada de una hora y media.

La Policía Municipal recomienda evitar el centro entre estas horas y pide que se utilice las rondas. Para los coches que circulen hacia el sur, podrán hacerlo por la avenida de Salamanca y los que vayan al casco histórico es mejor que lo hagan por el túnel de Labradores. Aunque la mejor opción será dejar el vehículo.