La moda se acerca a la calle en una VFW con venta directa al público convertida en la pasarela más grande de Europa

Esta XI edición crea una pasarela nocturna sobre el lago del Ágora que nace con vocación de que Valencia sea "sede de colecciones de baño"
Primer Desfile De La Valencia Fashion Week (VFW)
Primer Desfile De La Valencia Fashion Week (VFW)
EUROPA PRESS

La Valencia Fashion Week (VFW) más cercana al público ha arrancado este miércoles dentro y fuera del edificio del Ágora de la Ciudad de las Artes y la Ciencias donde ha triplicado su superficie hasta alcanzar los 15.000 metros cuadrados que la han convertido en "la pasarela más grande de Europa". Un espacio que en esta XI estará abierto a los espectadores con la instalación de 41 casetas donde los diseñadores venden directamente a los asistentes.

Así lo ha destacado el director de la VFW, Álex Vidal, durante la inauguración de la semana de la moda valenciana que se alargará hasta el próximo 10 de septiembre, y que ha contado en su apertura con la presencia de responsables políticos como la vicepresidenta del Consell, Paula Sánchez de León, el director general de Industria, Rafa Miró, la concejala de Juventud e Innovación del Ayuntamiento de Valencia, Beatriz Simón, el edil socialista Salvador Broseta, o la directora del IVAM, Consuelo Císcar, que no han querido perderse el primer desfile de esta edición a cargo de la diseñadora cordobesa Juana Martín.

Vidal, se ha mostrado "muy orgulloso de haber conseguido 15.000 m2 de exposición, de moda, de interacción entre la gente de la calle, de ser una pasarela abierta al público" y ha agradecido el apoyo de los patrocinadores por la inversión que han realizado "para que los diseñadores podamos beneficiarnos".

En este sentido, ha explicado que hay unos 15 estands de patrocinadores dentro del Ágora y 41 casetas fuera del edificio en las que diseñadores de toda España pueden hacer "venta directa al público" "Son productos que no se encuentran en las tiendas normalmente, del diseñador, de sus talleres", ha destacado.

De este modo, parte de los que diseñadores cuyas prendas desfilan en la pasarela están vendiendo directamente al público fuera "pero no se trata de los que desfilan, más bien de los que no desfilan" ha matizado Vidal. "Ahí hay un montón de diseñadores que nunca podrían llegar a una pasarela pero tienen un espacio de venta directa para que puedan conocer a su público y para que el público los toque, les pida autógrafos y conozca su producto".

Además, este certamen dispone de "una sección de compradores que vienen de fuera de nuestro país a comprarnos", algo "muy importante" para potenciar el sector y a los diseñadores, ha agregado.

Asimismo, hecho hincapié en la pasarela que se ha montado sobre el agua del lago del Ágora para esta VFW, algo que ha asegurado que "no existe en ninguna parte, es única" y que reunirá a 3.000 personas sentadas sobre el agua para en desfiles a partir de las 23.00 horas de la noche. Un espacio se llenará de "gente joven viendo a sus diseñadores favoritos y colecciones profesionales de baño".

"Quiero que Valencia sea sede de las colecciones de baño, de desfiles de moda de baño, esa es una de las grandes novedades", ha remarcado.

Precisamente con este espíritu, la cordobesa Juana Martín ha dado el pistoletazo de salida a los desfiles con una colección de baño en blanco y negro y algunos toques de dorado. Bajo el título 'Un punto negro', la diseñadora ha presentado una serie de biquinis y bañadores "muy limpia, sobria y depurada" que pretende que hacer de estas prendas piezas "reutilizables".

Se trata de que "esa prenda de baño pueda servir como fondo de armario, como algo fetiche, algo que luego puedas recuperar en un momento dado y que no se olvide la prenda hasta el verano que viene sino que la pueda reutilizar con un short o unos vaqueros" y "es una prenda que viste", ha explicado.

El momento de ovación en su desfile se lo ha llevado una modelo que ha resbalado y ha decidido improvisar quitándose los largos tacones para continuar su andadura por la pasarela, un gesto que le ha valido el aplauso del público.

Para Martín que la próxima semana expondrá en Cibeles, ha confesado estar "impactada" con el entorno de la VFW y ha confiado en "estar mucho tiempo aquí". A su entender, cada pasarela "tiene su espacio en la moda" y la de Valencia "tiene un futuro impresionante", ha augurado.

En la misma línea, Paula Sánchez de León ha confesado también quedarse "impactada" con esta edición de la VFW por ser "uno de esos proyectos que te hacen sentir orgullosa políticamente hablando de haber hecho una apuesta y haber confiado en un sector porque creo que hemos conseguido hacer una plataforma perfecta para un sector productivo tan importante como es la moda" y para la Comunitat gracias al "escaparate que nos da esto como comunidad moderna y dinámica".

Según la vicepresidenta del Consell con "los tiempos y momento en que vivimos en los que hay que valorar que hacer todo esto", tiene "muchísimo más mérito el esfuerzo" por lo que ha agradecido a Vidal su "coraje" y el "valor" que ha demostrado "para en momentos tan complicados hacer apuestas importantes".

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento