Según el Instituto Nacional de Estadística, un 37,1% de los hogares tenía acceso a la red a fecha de 31 de diciembre de 2005. De ellos, casi un cuarto se conectaba con banda ancha (alta velocidad), frente al 19,4% de la media española. En cuanto a las viviendas que no disponen de Internet, la mayoría argumenta como motivo principal que no lo considera necesario, la mitad dice tener pocos conocimientos y el resto no se conecta por el precio. En cuanto a telefonía, el 83,2% de los valencianos disponía de móvil, frente al 80% de los españoles.