El secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, ha considerado que los últimos datos del paro, que revelan que en agosto se incrementó el desempleo en las islas en un 0,54 por ciento (385 más) refleja que el camino seguido por el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, para reactivar la economía "conlleva caídas en todos los componentes del mercado de trabajo del archipiélago".

En un comunicado, Pelarda ha aseverado que habría que preguntarse si el objetivo del Ejecutivo balear es "reducir el déficit a costa de destruir ocupación y el aumento del paro por la caída del consumo interno o, si por el contrario, busca reactivar la economía mediante la creación de ocupación, la reducción del desempleo y la creación de riqueza para hacer frente a la deuda soberana que tiene Baleares".

Por otro lado, ha reprobado que los "mensajes de alarma" que ha lanzado el Govern y el nombre dado a su plan de saneamiento (Plan Económico y Financiero de reequilibrio) están provocando un "miedo" que, según ha advertido, "pueden conllevar la destrucción de empleo antes de que este plan de ajuste se ponga en marcha".

"Seguimos pensando que para salir de este agujero no sirven las recetas neoliberales que se están aplicando, porque están abocadas al fracaso al conllevar mayor desigualdad y un aumento de la conflictividad social en Baleares", ha sostenido el secretario de Acción Sindical de UGT.

Por otra parte, ha mostrado su "preocupación" por el incremento del desempleo en un mes de una "buena temporada alta" en el que también ha caído la afiliación a la Seguridad Social en un 0,24 por ciento en agosto, respecto a julio, y ha disminuido en un 32,53 por ciento de la contratación registrada.

Pelarda ha achacado la bajada interanual del desempleo en un 2,25 por ciento, que se traducido en 1.642 desempleados menos, a "elementos externos a la propia situación económica, como la marcha de inmigrantes del archipiélago y al hecho de que los jóvenes hayan regresado al sistema educativo o tengan intención de hacerlo".